Domingo, 23 de septiembre de 2018
Ciudad Rodrigo al día

El PP cree que “la solución sólo puede ser coherente si no se ningunea a los vecinos como se ha hecho hasta ahora”

Para los populares, la participación ciudadana es la asignatura pendiente de Ciudadanos y del resto del tripartito de izquierdas

El partido de la oposición en el Ayuntamiento mirobrigense indica en un comunicado de prensa su descontento al llevar a cabo el asunto del mercadillo, al no abordarse de forma unilateral sin contar previamente con los vecinos de la actual ubicación y dónde se pretenda llevar.

Según el PP, cualquier solución sobre el mercadillo sólo puede ser viable si se adopta con el máximo consenso entre vecinos y comerciante, buscando entre todos una solución menos molesta para todos.

Más de medio millar de firmas entregadas este viernes 11 de mayo de 2018 en el Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo, manifestándose en contra de la decisión unilateral de trasladar el mercadillo sabatino al Paseo de Carmelitas, han provocado que esta opción haya quedado descartada.

La firma y presión de los vecinos pone de manifiesto que 2las decisiones adoptadas, impuestas por Ciudadanos al resto de sus socios del tripartito de izquierdas, se han realizado al margen de cualquier toma de contacto previa con los vecinos del lugar”.

Asimismo, los vecinos de la actual ubicación, en San Pelayo, también quieren mantener contacto con el Ayuntamiento para trasladar sus inquietudes, y así lo harán el miércoles.

“Como se ve, todos los contactos con el Ayuntamiento con carácter formal se están teniendo después de tomar las decisiones, luego el diálogo previo ha brillado por su ausencia”, aseguran desde el PP.

La oposición entiende que el asunto del mercadillo no sea un problema de solución fácil, pero “cualquier solución al respecto pasa por tener presentes los mecanismos de participación ciudadana. Son necesarios estos mecanismos en el asunto dada la preocupación vecinal”, aseguran.

Así, todos los vecinos, tanto de la actual ubicación, en el Barrio de San Pelayo, como de cualquier lugar a la que se quiera trasladar, deben poder manifestar su opinión sobre la posible ubicación del mercadillo, apunta el PP en su nota.

“Papel importante en la solución debe tener el comercio local, pues ellos son los que hacen que en Ciudad Rodrigo haya actividad económica, y son ellos generadores de riqueza en la ciudad, y contribuyentes principales de los impuestos municipales”, aseguran.

Pero para los populares, “el asunto del mercadillo ha aflorado que la participación ciudadana de la que tanto hablaban las formaciones que componen el tripartito de izquierdas en elecciones, es su asignatura pendiente en estos tres años. Especialmente lo es para Ciudadanos, competente del ramo, quien en el asunto del mercadillo debería haber tenido una actitud más participativa, y no tan impositiva.

Al final, la participación ciudadana del tripartito de izquierdas. en tres años fundamentalmente se ha basado en meras experiencias testimoniales: en si el sucesor del Árbol Gordo debía ser un olmo, una encina, un alcornoque, un tejo, un castaño de indias, un fresno o un roble... Pero parece que las decisiones importantes como la del mercadillo no se adoptan consultando a los vecinos”.

Desde el PP de Ciudad Rodrigo se pide que el equipo de Gobierno, “el tripartito de izquierdas, y Ciudadanos, aborde la cuestión intentando dar una solución al mercadillo con mecanismos de participación ciudadana y no mediante decisiones unilaterales como la de trasladarlo al Paseo de Carmelitas, sin contar con nadie”.

Asimismo, demanda “que se aborden los principales problemas generadores del mercadillo, que se dan con independencia de donde se ubique: el de la basura. Abordar el sitio sin tratar el tema de las basuras generadas será poner un parche, pero no darle una loable salida, convincente para todos”.

El PP  espera que en el equipo de Gobierno, “competente de los mercados, impere la sensatez y no la ocurrencia como ha sucedido hasta ahora ante opciones que sólo pueden calificarse como irrisorias. La solución sólo puede ser coherente si no se ningunea a los vecinos, como se ha hecho hasta ahora”, concluyen.