Jueves, 29 de octubre de 2020

“Se habla poco, se conoce poco y se investiga poco sobre la endometriosis”

Dar visibilidad a una enfermedad que afecta a una de cada 10 mujeres y brindar su apoyo a las pacientes con endometriosis son los objetivos prioritarios de EsEndo Castilla y León
Endometriosis, la enfermedad del silencio

Una de cada 10 mujeres padece endometriosis, una enfermedad ginecológica crónica que puede resultar tan dolorosa como incapacitante. La endometriosis tiene repercusiones físicas y emocionales y puede poner en riesgo la fertilidad femenina. Pese a ello, la endometriosis es una enfermedad de la que se habla poco. Denominada la enfermedad del silencio, por su difícil diagnóstico y porque erróneamente se ha llegado a considerar normal el dolor menstrual. Tener dolor no significa necesariamente que haya endometriosis, pero cuando dificulta realizar las tareas cotidianas no es normal. “Se habla poco, se conoce poco y se investiga poco sobre la endometriosis”. es un enfermedad que te acompaña siempre, no se cura con la menopausia ni con la gestación.

Hacer visible esta enfermedad, y sobre todo informar y dar apoyo a las mujeres afectadas, es uno de los objetivos prioritarios de EsEndo, agrupación de pacientes con endometriosis. Noelia Gutiérrez, delegada de EsEndo Castilla y León, sabe lo que es padecer endometriosis, una enfermedad que le fue diagnosticada cuando tenía 17 años. Su experiencia como paciente la ha llevado a involucrarse en la labor de difusión para dar a conocer la enfermedad. “Se habla poco, se conoce poco y se investiga poco sobre la endometriosis”, subrayando que estamos ante una patología “mucho más preocupante de lo que a primera vista pueda parecer”.

¿Qué es y cómo afecta la endometriosis a la mujer?

La endometriosis, cuya causa se desconoce, es el crecimiento benigno de tejido endometrial fuera del útero, siendo el peritoneo pélvico y los ovarios las zonas más afectadas, aunque ocasionalmente pueden aparecer lesiones en otros órganos como el intestino, vejiga, pulmón... Este tejido tiende dependencia del ciclo menstrual, produciendo sangrados y descamación en cada menstruación. Aunque pueden variar de una mujer a otra y en función del grado de severidad, los síntomas más comunes de la endometriosos son intensos dolores menstruales y sangrado abundante durante la menstruación, dolor abdominal antes y durante el ciclo menstrual, molestias al miccionar y al mantener relaciones sexuales, dolor pélvico o cansancio crónico, entre otros.

“Es muy importante que los médicos de Atención Primaria y la familias, al igual que las propias pacientes, conozcan esta enfermedad”. EsEndo Castilla y León pone voz a las demandas de las mujeres con endometriosis para lograr mayor visibilidad que permita mejorar la asistencia para reducir el tiempo de diagnóstico, aumentar los recursos destinados a la investigación sobre esta enfermedad y ser reconocida como enfermedad incapacitante que hace imposible trabajar en cualquier actividad laboral. Curiosamente, como señalan desde EsEndo Castilla y León, “el Ministerio del Interior excluye a las mujeres con endometriosis de pertenecer a las Fuerzas Armadas españolas”.

A día de hoy, la endometriosis no tiene cura, aunque sí hay tratamientos farmacológicos que permiten paliar los síntomas. Atendiendo a los síntomas y a su intensidad, la mujer puede decidir someterse a una cirugía, aunque la endometriosis y el dolor pueden volver a aparecer.

¿Cómo contactar con EsEndo Castilla y León?

Para recibir información, o formar parte de EsEndo, se puede contactar a través de su página en Facebook (EsEndo) o a través de los correos esendoendometriosis@gmail.com y esendocyl@gmail.com