Sábado, 4 de abril de 2020

La nevadas de antes en la capital charra

El cambio climático hace que cada vez sean más distantes y no podamos disfrutar en Salamanca de ellas como antes

Cierto es que alguna nevadita cae de vez en cuando, pero, ¡donde quedaron las nevadas de antes!. El cambio climático hace que cada vez sean más distantes y no podamos disfrutar en Salamanca de ellas como antes.

Lejos quedan aquellas pistas para patinar que se formaban sobre las calles con cuesta que provocaban no pocas culadas, al igual que en muchas aceras con superficies heladas y que no eran advertidas por los distraídos paseantes, problema que ahora no se da, pues los servicios municipales lo solucionan rápidamente echando sal, pero antiguamente este servicio era más reducido y solo podían atender a ciertos lugares de la ciudad.

En Salamanca hubo algunos inviernos muy duros, en 1950 se registró en España una de las nevadas más intensas que se recuerdan. Y en 1962 las múltiples nevadas de aquel año dejaron la ciudad cubierta con un manto blanco de nieve.

Cuentan los periódicos de entonces que la nieve hacia presencia durante varios días en la ciudad dejando imágenes muy curiosas.

Este fenómeno en aquellas épocas provocaba gran alegría juvenil y servía para hacer batallas con bolas de nieve (chicos contra chicas a la salida de los colegios) y algún muñeco de nieve que se encontraba por las calles.

Fotografías: Imágenes de las antiguas nevadas que caían en la ciudad.

  • La plaza de Colón en una bonita estampa invernal.
  • Un grupo de gente en la Calle de la Rúa, con un muñeco de nieve.
  • La Plaza Mayor nevada en 1950.
  • Puente del Arroyo de Santo Domingo, cubierto de nieve.
  • El campo de San Francisco después de otra gran nevada.

Esperanza Vicente Macías