Advertisement Advertisement Advertisement
Domingo, 7 de marzo de 2021

Las antiguas casas de comidas en Salamanca

Tratantes, labriegos y gente que venía de fuera a vender sus productos a la ciudad tenían un lugar donde por un módico precio

Han sido hasta no hace demasiado tiempo lugares donde tratantes, labriegos y gente que venía de fuera a vender sus productos a la ciudad, tenían un lugar donde por un módico precio podían disponer de un plato de comida asequible a sus posibilidades.

En algunas ocasiones mediante el pago de una botella de vino, disfrutaban de las viandas que se habían traído previsoramente del pueblo. Aquella situación cambió, y hoy algunos de esos lugares son restaurante de gran importancia.

La fotografía adjunta muestra una de ellas. Como si de un gran hotel se tratara, podemos ver a  los trabajadores de la Casa de Comidas Bailón posar ante el fotógrafo subidos en un carretón de carga.

El edificio de la Casa Bailón fue construido en 1930. Existe aún en nuestra ciudad y parece haber albergado siempre negocios de hostelería; en los últimos años fue el restaurante Dulcinea, posteriormente y de una manera breve el restaurante Can Pau. En la actualidad se encuentra la casa de comidas Pozo Amarillo, nombre de la calle donde se encuentra.


El cartel que vemos en la foto es el viejo anuncio de Vermouth Cinzano, conocido en las calles de Salamanca y visto en algunas fotografías antiguas de la ciudad. Fue diseñado en 1910 para la marca de Turín por el ilustrador Leonetto Cappiello.

Fotografía

Casa de Comidas Bailón.

Fuente: Salamanca en el ayer.