Carlos Macarro Alcalde y Cristina Alario García desvelan los orígenes de Salamanca

Los arqueólogos presentan un libro con los resultados de sus exacavaciones en El Cerro de San Vicente, donde se asentaron los primeros pobladores

Cristina Alario García, una de las autoras del libro ‘Los orígenes de Salamanca. El poblado protohistórico del Cerro de San Vicente’ / Foto de Alejandro López

‘Los orígenes de Salamanca. El poblado protohistórico del Cerro de San Vicente’, es el libro que de Carlos Macarro Alcalde y Cristina Alario García, que este miércoles se ha presentado en la Plaza Mayor. Un exhaustivo  trabajo de estos arqueólogos, que tras veinticuatro años de excavaciones, desvelaron el origen de los primeros pobladores de la ciudad, datado entre los siglos VII y IV a.C

El Centro de Intepretación Cerro de San Vicente, es otro resultado de estas investigaciones y una invitación a descubrir el origen de la ciudad de Salamanca, un viaje a la primera Edad de Hierro, una puerta abierta a la historia desvelada en los restos expuestos del yacimiento arqueológico, y que corresponden a una pequeña porción del poblado asentado en el cerro entre los siglos VII y IV a.C. El aumento de la población llevaría a partir de entonces a sus habitantes a trasladarse al vecino Teso de las Catedrales, construyendo el castro Salmantica y punto de partida de la ciudad histórica actual.

¿Quiénes eran estos pobladores?, ¿a qué se dedicaban?, ¿cómo vivían? Estas y muchas otras incógnitas se resuelven a lo largo de un viaje que recorre 2.700 años de Historia. El programa de visitas guiadas, organizado por la Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Salamanca y dirigidas por los profesionales responsables de la investigación en el yacimiento, permite acceder a los restos arqueológicos del yacimiento, protohistóricos y conventuales, y a la exposición creada dentro del museo.

El Cerro de San Vicente, enclavado en el extremo occidental y en la actualidad un privilegiado mirador sobre la ciudad del Tormes y su entorno, fue elegido por los primeros pobladores por sus excelentes condiciones de emplazamiento y defensivas. A unos 30 metros sobre el río, defendido por fuertes escarpes en tres de sus lados, y por el propio Tormes, su única parte vulnerable es muy pequeña y fácilmente defendible con obras de fortificación poco costosas.

Los hallazgos arqueológicos en el Cerro de San Vicente han constatado la existencia de un poblado perteneciente a la cultura del Soto (toma su nombre del Soto de Medinilla, importante yacimiento situado en Valladolid, y el primero de los asentamientos hallados de similares características en el valle medio del Duero). Las casas circulares de adobe y barro son una de sus particularidades, ocupando el poblado una superficie aproximada de 2 hectáreas. En el yacimiento arqueológico del Cerro de San Vicente se muestran los restos de cuatro viviendas completas y hasta 9 estructuras domésticas auxiliares (silos, despensas, graneros...).


Monasterio de San Vicente

Doce siglos habrían de pasar hasta que el cerro de San Vicente volviera a estar ocupado, y sería con la construcción del monasterio de San Vicente, pionero entre las fundaciones monásticas salmantinas y con el transcurrir de los siglos convertido en uno de los grandes conjuntos arquitectónicos de Salamanca. Hasta el siglo XIX. Ocupado por las tropas napoleónicas durante la Guerra de la Independencia, el monasterio fue derruido durante la Batalla de Salamanca, en 1812, entre el ejército francés y las tropas aliadas anglo-hispano-portuguesas.

Centro de Interpretación

Sobre el claustro del desaparecido monasterio de San Vicente, y para poner en valor este espacio, se construyó el espacio museográfico, junto a la excavación arqueológica del poblado protohistórico. Para visitarlos, se habilitó un espacio de 400 metros cuadrados y se construyó una plataforma que hace más cómodo el acceso a los restos. El recorrido permite caminar por el cerro que, desde su posición privilegiada, ofrece una magnífica panorámica del entorno.

Visitas gratuitas y guiadas

Una interesante, amena y didáctica visita para omprender quienes eran y cómo vivían los primeros salmantinos. La temporada de visitas guiadas al Cerro de San Vicente acaba de comenzar, y se prolongará hasta el 25 de junio (sábados a las 12 y 17 horas y domingos a las 12 horas). La visita es gratuita, las entradas se pueden recoger en la Oficina de Información Turística de Salamanca, en la Plaza Mayor. La visita incluye los restos arqueológicos, el antiguo edificio del Convento de San Vicente y los miradores. Duración aproximada: 120 minutos.

Fotos de Alejandro López