Lunes, 16 de diciembre de 2019

La calle Bermejeros, una de las más antiguas de la ciudad

Dividida en varios tramos, une Azafranal con la plazuela de Sexmeros

Sin pertenecer a la parte vieja de la ciudad, la calle Bermejeros es una de las más antiguas de Salamanca, dividida en varios tramos, muy distintos entre si, que unen la de Azafranal con la plazuela de Sexmeros.

Hay dos opiniones sobre las razones de por que lleva el nombre de Bermejeros. Se cree que en su vecindario había talleres de tinte, concretamente de color rojo o "bermejo" como antiguamente  se le llamaba, si bien es cierto que parece un poco extraño que estos talleres se dedicaran a un solo color.

La segunda interpretación dice que debido a un arroyo cercano a sus casas en lo que hoy es el trazado de la Gran Vía, algunos de sus vecinos se dedicaban a pescar "bermejas". A pesar de parecer un poco raro por la lejanía del río, hay que tener en cuenta que este arroyo, conocido como de Santo Domingo, tuvo durante muchos siglos un caudal suficiente como para albergar sardas, bermejas y otros peces pequeños como los que no hace muchos años se han seguido pescando en el Tormes o en el Zurguén.

No se puede asegurar con exactitud cual de las dos opiniones es cierta, pero viendo el paisaje que en esos años tenían los vecinos de esta calle, no es de extrañar su vocación pescadora.

Fotografías 

  • Calle Bermejeros  esquina Azafranal. Pablo Almeida: Foto del blog El suelo de Salamanca.
  • Calle Bermejeros. Cándido Ansede. (Colección Enrique de Sena).