Lunes, 28 de septiembre de 2020

Los botijeros

Recorrían las calles de la ciudad con su burro cargado de paja donde protegidos y sujetos con una red, llevaban sus botijos

Uno de los oficios desaparecidos, es el de los botijeros, que recorrían las calles de la ciudad con su burro cargado de paja donde protegidos y sujetos con una red, llevaban sus botijos.

Previa limpieza con agua de anís para quitar de esta forma el sabor a barro, servían para mantener el agua fresca, pues esta vasija de barro tan simple y sin ningún tipo de aporte tiene la gran capacidad de enfriar el agua que hay en su interior, manteniéndola fresca durante tiempo.

Los botijos eran una forma barata de enfriar el agua sin necesidad de electricidad, motivo por el que muy raramente, en épocas pasadas, encontraríamos una casa en la que no tuvieran dicho recipiente.

El agua se bebe directamente del botijo, con lo cual había que tener una gran habilidad, para no terminar con el pecho mojado.

Fotografías

  • Un joven botijeros y el burro en la calle Zamora.
  • Botijeros en el Corrillo.