Jueves, 23 de mayo de 2019

La judería salmantina

La calle primera de la judería fue la Rúa Nueva, hoy calle Libreros, centro neurálgico de la Aljama Judía

La primera mención que se tiene de la Judería está fechada en el año 1169. Estuvo localizada dentro de los límites de la muralla, entre la Catedral y el Alcázar, en la zona sur de la ciudad, sobre la Puerta del Río, aunque no todos sus integrantes estaban localizados en ella, ya que se tiene testimonio de que existían algunos miembros de esta sociedad estaban establecidos en su vivienda y en su negocio fuera de la Aljama.

Hay referencias de algunos moradores fuera de los muros o ya más  hacia el norte, en la zona de la iglesia de San Marcos. Podemos decir que lo mismo que algunos judíos moraban fuera de sus límites también hubo cristianos coexistiendo dentro de la zona judía.

La calle primera de la judería salmantina fue la Rúa Nueva, hoy calle Libreros, centro neurálgico de la Aljama Judía, cuya decadencia permitió al Cabildo y a la Universidad conseguir los solares donde se instalaron las dependencias universitarias.

De esta Rúa partían el resto de las calles de la judería que solían ser generalmente estrechas y sórdidas y que acababan desembocando en otras callejuelas que morían en viviendas y espacios de propiedad privada o plazuelas en las que se solían desempeñar ocasionalmente funciones comerciales.

La ciudad contó con tres sinagogas de las que se tiene constancia, la Sinagoga Vieja muy cerca de la iglesia de San Millán, la Menor ubicada en el Postigo Ciego, hoy Facultad de Matemáticas y la Nueva, por la zona del parque de la Merced, todas muy cerca unas de otras.

Con el paso del tiempo la zona judía de la ciudad se fue llenando de nuevos edificios civiles y religiosos cristianos tales como: el convento de la Merced, el de San Agustín, o el colegio de San Millán.

   Fotografías

▪ Corrales de la judería.
     Calle Veracruz.
 
▪ Iglesia de San Millán, lugar cercano a
     la Sinagoga Vieja (Cándido Ansede).

▪ Rúa Nueva, primera calle de la judería
    salmantina, hoy calle Libreros.
    (Felipe Torres).