Ciudad Rodrigo al día

Y tras la marcha de los niños, turno para desmontar

CIUDAD RODRIGO | En pocas horas los monitores del Divierteatro vaciaron las Plazuelas del Buen Alcalde y del Conde

Nada más salir de las Plazuelas del Buen Alcalde y del Conde en la mañana del sábado los últimos niños que participaron este año en el Divierteatro y en el Palabreando, comenzó el proceso de desmontaje de ambos espacios.

Con gran rapidez, el equipo de monitores de la Feria recogió todos los elementos de ambos lugares como el resto de días, con la diferencia de que, en vez de guardarlos en el patio de la Iglesia de Cerralbo o en las dependencias de la antigua Guardería Mi Otra Casa, tenían que ser llevados hasta el ‘almacén’ de la Feria de Teatro, situado en las dependencias del antiguo Colegio San José.


Para ello, una vez concluido el pasacalles que realizó El Puntito Canalla a última hora de la mañana, se realizaron varios viajes de material con una furgoneta desde ambas Plazuelas hasta el citado antiguo Colegio de San José.

Este proceso de recogida incluyó, además del traslado del material usado para los talleres, la retirada de todos los elementos de decoración de las Plazuelas, como los paraguas, las cenefas, los medallones con los logos de las ediciones precedentes de la Feria y el Divierteatro, o el material que ha envuelto la fuente de la Plazuela del Buen Alcalde.