Viernes, 23 de octubre de 2020

Recreo

A veces me disipaba entre las teclas de mi pequeño

piano verde, percutida la mañana de domingo

por el sonido del teléfono gris de rosca

en medio del pasillo.

El alma camina de puntillas

sobre el suelo frío, la leña recién recopilada

yace a las puertas de la carbonera, como todos

los años en invierno.

El eco de los coches que viene de la calle

rezuma paréntesis de vida,

los campos color verde duradero se asoman

al final del contorno de unos ojos primitivos,

ya está uno pensando

en todos los recreos

que por el horizonte asoman, como todos

los años en invierno.

[Img #561733]