Viernes, 15 de diciembre de 2017

San Juan de Sahagún, vida y milagros de un religioso excepcional

También es patrón de la villa leonesa de Sahagún, donde nacía, y de una localidad colombiana del mismo nombre
San Juan de Sahagún

San Juan de Sahagún (Sahagún, 1419- Salamanca, 11 de junio de 1479) se llamaba Juan González del Castrillo, fue un religioso nacido en la villa de Sahagún (León), cuyos milagros le llevaron a ser canonizado por la Iglesia católica en 1691. Es el patrón de Salamanca desde 1868.

Vida y milagros

Era el hijo mayor, de siete hermanos, de Juan González del Castrillo y Sancha Martínez, un matrimonio pudiente. Cursó sus primeros estudios en el Monasterio de San Benito de Sahagún. Después de hacer la tonsura, primero de los grados clericales, y de haber sido estimado por el Obispo de Burgos Alfonso de Cartagena como brillante, éste se lo llevó a Burgos, donde continuó su educación bajo la vigilancia del obispo, le ordenó monje en 1445 y le hizo Secretario Canónigo de la Catedral de Burgos.

Tras ser colegial del Colegio Mayor de San Bartolomé, se ordenó fraile agustino en el famoso convento que esta Orden tenía en Salamanca.

Fue conocido por su intervención en la vida de la ciudad y su mayor logro fue conseguir apaciguar la querella que enfrentaba a dos bandos de familias nobles que, durante cuarenta años, se disputaban en Salamanca, con muchas muertes por ambas partes. La Plaza de los Bandos de Salamanca conmemora este hecho.

De él se recuerdan en Salamanca dos milagros: cuentan las crónicas que un niño se cayó a un pozo profundo, pero Juan echó su cíngulo, que llegó hasta donde el niño pudo tomarlo. Entonces el santo hizo subir el nivel del agua hasta que el niño llegó a la superficie. El milagro se recuerda en la calle donde ocurrió con el nombre de la calle: Pozo Amarillo.

El otro milagro dice que un toro bravo se había escapado por las calles de Salamanca sembrando el terror. Juan le detuvo y amansó diciéndole: "Tente, necio". La calle donde esto ocurrió tiene ahora el nombre de Tentenecio.

Misteriosa muerte

Se dice de él que con sus oraciones libró a Salamanca de la peste del tifo negro. Y con 50 años murió de forma violenta.

Sucedió que el comendador de la ciudad tenía una amante. Al escuchar los sermones de San Juan de Sahagún en la en la iglesia de San Blas, decidió apartarse totalmente de la querida, quien despechada amenazó con quitar la vida de San Juan antes de que finalizara el año. Unos dicen que mandó envenenar la comida del santo. Otros, que contrató a un sicario para que lo apuñalase con un estilete untado en ponzoña. Sea como fuere pereció emponzoñado y sus restos fueron enterrados en la Catedral Nueva de Salamanca, aunque hay reliquias suyas en Sahagún y en varios otros lugares del mundo.

Canonización

Fue beatificado por el papa Clemente VIII en 1601, canonizado por el papa Alejandro VIII en 1691 y su festividad se conmemora el 12 de junio. Es el patrón tanto de la villa de Sahagún como de Salamanca. Es el patrón de Salamanca desde 1868.

San Juan de Sahagún es también el patrón de la ciudad colombiana de Sahagún.