Lunes, 11 de diciembre de 2017

Guarda Custodia: ni exclusiva ni compartida

Muchos me han preguntado en base a mi experiencia profesional cual es el tipo de custodia más adecuada para los hijos de padres separados, hoy les dejo mi opinión al respecto
Monumento a la familia, 1972. Granito rojo. Autor: Juan Pérez González. Lugar: Glorieta de los Milagros

Cada vez son más las familias en las que papá y mamá no viven juntos. Esto ya no escandaliza a la mayoría como pasaba hace unos años, aunque sí asusta, y mucho, a quienes tienen que dar ese paso para poder ofrecerles algo mejor a sus hijos y a ellos mismos, porque en definitiva eso es lo que la gente espera cuando se separa: encontrar una situación mejor a la que viven en pareja.

Lo que yo he podido aprender como mediador en contacto con personas en ese proceso de cambio es que es un paso difícil, duro, que cuesta darlo o asumirlo, ya que casi siempre, por no decir siempre, hay uno que decide y otro que no, en el que ambos están llenos de miedos y en el que no se es generalmente todo lo hábil que se desea; de ahí que el acompañamiento de profesionales se haga casi siempre necesario, y entre estos acompañamientos, si me lo permiten, recomendaría el de un mediador.

Pues bien, cuando la pareja que se separa tiene hijos menores, está claro que pueden dejar de ser pareja pero no padres, porque (y espero que estén de acuerdo conmigo) los hijos necesitan de los dos, y es aquí donde aparece la “Guarda y Custodia”, un término que en mi opinión parece sacado de un relato medieval donde los señores feudales defienden su castillo de los enemigos, guardando y custodiando lo que consideran de su propiedad, y es ese precisamente el efecto que tiene en algunos padres y madres este término jurídico que muchos consideramos obsoleto e ineficaz, el caso es que conseguir el tipo de Guarda y Custodia deseada implica en ocasiones el comienzo de la lucha entre un padre y una madre que no debería pelearse, sino más bien todo lo contrario,  por el bien de sus hijos.

Por esto señores es por lo que creo que la Guarda Custodia de los hijos no tiene una fórmula mejor que otra, que depende de cada familia, en todo caso la mejor es siempre la que el padre y la madre acuerden, y que si el hecho de que sea de una manera u otra implica una guerra entre quienes deberían tener firmada la paz en un territorio que van a compartir siempre, ni la compartida ni la exclusiva es la adecuada.

Por cierto, en este tipo de situaciones la mediación es muy útil.

¿La conoce?