Sábado, 18 de noviembre de 2017

Librerías de Salamanca

En el Día del Libro, SALAMANCArtv AL DÍA vuelve su mirada al artículo de nuestra colaboradora, la escritora y catedrática de Lengua y Literatura de la Universidad Pontificia, Asunción Escribano sobre las librerías salmantinas, con un magnífico reportaje gráfico del coordinador del área de fotografía de esta plataforma, Pablo de la Peña.

[Img #288215]

Relata José Carrión, en ese magnífico libro titulado Librerías, que las dos librerías parisinas más importantes del siglo XX “Rue de L´Odéon” y “Shakespeare and Company” compartían lo más importante del oficio: el que los escritores y los clientes que las frecuentaban se acaban convirtiendo en amigos, pues ambas ejercían como centros culturales y sociales donde se llevaban a cabo periódicamente recitales y conferencias. En el caso de la segunda, incluso, y con vistas a profundizar esa relación afectiva, se había habilitado en su espacio una habitación de invitados.

[Img #15654]

También en Salamanca podemos presumir de territorios de encuentro amical en torno a los libros. Me viene a la memoria, en este sentido, la cantidad de tiempo que pasé en mi infancia sentada en las escaleras de la librería “Cervantes”, donde se hallaba la literatura infantil. Y también recuerdo con memoria agradecida la infinita comprensión y condescendencia de los propietarios, quienes veían cada tarde estival cómo acababa comprando un libro, pero había leído mientras me decidía otros dos, sin que jamás escuchara ningún reproche. Eso sí que es posibilitar el estímulo lector, y mostrar la inteligencia y sensibilidad de quien, además de empresario, ama aquello a lo que se dedica.

[Img #15655]Después, mucho después, he acabado convirtiendo este rito en uno de los modos cotidianos de celebración de la vida. Y me gusta semanalmente –hasta donde me llega el tiempo- hacer caminar mis ojos y mis pasos por algunas de las numerosas librerías salmantinas, que ya son casi mi segundo hogar. Sigo siendo fiel visitante de los hoy ya dos espacios de “Cervantes”, en especial de aquel en el que Cele y Lourdes, entre otros, son cálidos anfitriones. En “Nueva Plaza Universitaria”, con mis amigos Asun y Gabriel, encuentro las esperadas novedades filológicas. “Víctor Jara” me brinda, junto con la simpatía de Iván, de Julio y de Mario, la poesía, siempre completa y variada. En “Ars” se me proporcionan las mejores obras espirituales y religiosas, y Aurita siempre me recibe cariñosa y sonriente. Aurita, que tristemente ahora dejará nuestra ciudad… y a la que, desde que me lo ha dicho, ya estoy echando profundamente de menos. “Hydria” me regala su generosa apuesta como centro promotor de encuentros y cultura, y “La nave”, con su aire bohemio, su fantástico catálogo de libros antiguos y de ocasión. En “Campus” y “Cátedra”, por su parte, hallo puntuales las recientes publicaciones académicas… Son muchas las librerías que se me quedan entre las teclas, pero en todas ellas siempre se me ha recibido con un rostro amable detrás del mostrador, por lo que considero que forman parte del patrimonio cultural de nuestra ciudad.

[Img #15662]Decía un personaje de La librería ambulante de Christopher Marley: “he mezclado tantas lecturas a lo largo de mi vida que mi mente está llena de ecos y de voces de hombres mejores que yo”. Yo también crezco cada día como persona con los ecos maravillosamente atronantes de los escritores que, entre las paredes de las librerías de nuestra ciudad, me regalan siempre una imagen infinita del variado mundo que me rodea.

Asunción Escribano

Escritora / Catedrática de Lengua y Literatura de la Universidad Pontificia de Salamanca

Fotografía: Pablo de la Peña

GALERÍA DE FOTOGRAFÍAS