Lunes, 16 de julio de 2018

Jóvenes de varios países abordan la problemática de las ‘noticias falsas’ en el ámbito de la migración y la UE

Sandra Marcos, delegada de Entreculturas en Salamanca; Teresa Martín, responsable de Comunicación; y las voluntarias Marta Blanco y Julia Martín, compartieron sus experiencias

Participantes del encuentro celebrado en la se de Entreculturas

La sede de Entreculturas en Salamanca sostuvo un diálogo comunitario con jóvenes de España, Italia y Noruega para abordar el tema de las ‘fake news’ (noticias falsas). Sandra Marcos, delegada de Entreculturas en Salamanca; Teresa Martín, responsable de Comunicación; y las voluntarias Marta Blanco y Julia Martín, compartieron sus experiencias con las noticias falsas, especialmente en los ámbitos de la migración, el medioambiente y la Unión Europea (UE).

Marcos, en primera instancia, señaló la importancia de sensibilizar a los jóvenes europeos no sólo sobre las situaciones que están padeciendo otras regiones del mundo, sino que también tengan las herramientas necesarias para discernir entre los hechos y las noticias falsas.

Teresa Martín, por su parte, subrayó que el hecho de pertenecer a la UE, como un proyecto común, tiene que ser una plataforma para construir una sociedad más inclusiva, donde lo que realmente se valore sean las propias personas.

Blanco y Martín, en tercer lugar, destacaron la labor que hace Entreculturas a nivel local para dar a conocer la situación real que viven las personas migrantes o refugiadas, las evidencias del cambio climático y lo que cada ciudadano puede hacer para lograr una diferencia.

Proyecto Europeo

Este encuentro sobre noticias falsas se desarrolló en el marco del proyecto europeo ‘Construyendo la Eficacia Política a través de la Alfabetización Mediática Digital’. Durante una semana, coincidieron en Salamanca jóvenes de España, Italia y Noruega para desarrollar su pensamiento crítico, empoderarlos en alfabetización mediática y saber distinguir los hechos de las noticias falsas.

Además, los jóvenes protagonistas produjeron diversos cortos documentales. En primer lugar, para conocer las sensaciones y los pensamientos de los ciudadanos salmantinos en relación a la UE. En segundo término, para desarrollar sus habilidades no-cogntiivas (trabajo en equipo, toma de decisiones, resolución de conflictos, hablar en público y desenvolvimiento en lengua inglesa). Y, en tercer lugar, para incrementar su ciudadanía europea y su sensación de pertenencia a la UE.

Este proyecto fue implementado por Biderbost, Boscan & Rochin (España), Human Rights Youth Organization (Italia) y Østfold fylkeskommune (Noruega). El proyecto está financiado por el programa Erasmus+ de la Comisión Europea, con el apoyo del Instituto de la Juventud de España (INJUVE) y el Instituto de la Juventud de Castilla y León.

Alonso Escamilla