Jueves, 19 de julio de 2018
Ciudad Rodrigo al día

El Ayuntamiento abre su Sede Electrónica, que ahorrará los paseos hasta la Casa Consistorial

CIUDAD RODRIGO | A partir de ahora ‘todos’ los trámites podrán hacerse de forma digital

El Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo ha entrado en una nueva era con la apertura de su Sede Electrónica, que permitirá a los mirobrigenses ahorrarse –literalmente- numerosos paseos hasta la Casa Consistorial, ya que podrán hacer de forma electrónica ‘todos’ los trámites en los que está involucrado el Ayuntamiento: obtener un certificado de empadronamiento, una licencia de obras, presentar una solicitud para una boda, pedir permiso para la venta ambulante, o presentar una queja, entre muchos otros.

El delegado de Administración General, Domingo Benito, fue el encargado de dar a conocer en la mañana del lunes la Sede Electrónica, habilitada en esta dirección: https://ciudadrodrigo.sedelectronica.es/info.0. Según explicó Domingo Benito, se trata de un portal creado a partir de una plataforma estándar que la Diputación de Salamanca ha puesto a disposición de los municipios, ya que la Sede Electrónica es el futuro ya presente de todas las administraciones.

De hecho, a partir del 2 de octubre será obligatorio por Ley para cualquier entidad jurídica (asociación, empresa, club…) realizar sus trámites con las Administraciones de forma electrónica. Por poner un ejemplo concreto, una asociación de Ciudad Rodrigo que quiera solicitar un espacio para llevar a cabo una actividad, o que quiera pedir una subvención, deberá hacerlo obligatoriamente a través de la Sede Electrónica, completando el formulario oportuno (o en su defecto, un modelo de Instancia General).

Evidentemente, para poder usar la Sede Electrónica es necesario estar identificado, por lo que hay que contar con el Certificado Digital que se obtiene a través de la Seguridad Social (se requiere acudir físicamente una vez hasta su sede), o bien utilizarla con el sistema CLAVE (se recibe un PIN en el móvil –previa solicitud- que tiene validez para hacer un único trámite).

Una vez se solicitan los documentos o se formulan las peticiones, los trabajadores del Ayuntamiento las ejecutan, dependiendo también del tiempo que requieran y de su complejidad. Los propios usuarios podrán ver en la Sede Electrónica cómo va la tramitación de lo que hayan pedido.

A modo de ejemplo, Domingo Benito solicitó en la rueda de prensa de la mañana del lunes a través de la Sede Electrónica un certificado personal de empadronamiento, uno de los trámites más habituales y a la vez de los más sencillos. Unos minutos después, tras ‘validarlo’ el trabajador municipal en la Casa Consistorial, Domingo Benito recibió en su teléfono móvil el certificado que había pedido, que tiene validez absoluta gracias a su código de barras exclusivo.

De este modo, este certificado se puede ahora imprimir para presentarlo físicamente donde haga falta, o bien, sin necesidad de imprimirlo, adjuntarlo virtualmente para hacer un trámite también electrónico ante otra Administración, porque como quiso remarcar Domingo Benito, a partir de ahora la relación de la ciudadanía con cualquier administración será mediante cauces electrónicos.

La Sede Electrónica del Ayuntamiento también ahorrará significativos desplazamientos a la Casa Consistorial a los concejales, ya que tendrán acceso virtual a los expedientes municipales que les conciernen. Por ejemplo, de cara al Pleno que tendrá el Ayuntamiento este martes, no será necesario como ocurría hasta ahora que un concejal acuda físicamente hasta la Casa Consistorial para consultar los expedientes de los temas del orden del día, sino que podrá verlos de forma virtual en su ordenador o su smartphone.

En palabras de Domingo Benito, la implantación de la Sede Electrónica es “un avance fundamental en la relación del Ayuntamiento con los ciudadanos”, resaltando que éstos van a tener “más facilidades y garantías”, de tal modo que la relación con la Administración será a partir de ahora “más fluida y contemporánea”.

Como es lógico, al realizarse los trámites electrónicamente, el papel está poco a poco desapareciendo de los despachos de la Casa Consistorial (aunque algunos documentos se siguen imprimiendo).