Jueves, 19 de julio de 2018
Ciudad Rodrigo al día

El servicio de limpieza viaria apunta a la remunicipalización en 2019

CIUDAD RODRIGO | A diferencia de lo ocurrido con el servicio de limpieza de edificios, los actuales empleados seguirían trabajando

El servicio de limpieza viaria de Ciudad Rodrigo podría ser remunicipalizado en el año 2019, siguiendo la estela de lo ocurrido en el año 2015 con el servicio de limpieza de edificios, que dejó de ser prestado por una empresa (cuyo contrato había llegado a su conclusión) para ser gestionado de forma directa por el Ayuntamiento mirobrigense, lo que en este caso está suponiendo un ahorro para las arcas municipales respecto al anterior modelo.

Esa opción de remunicipalización del servicio de limpieza viaria es la más favorable para los intereses del Ayuntamiento, según un profundo estudio promovido por las delegaciones de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, y Economía del Consistorio, cuyos responsables, Domingo Benito y Manuel Choya, dieron a conocer en la tarde del martes en una comparecencia pública.

Hay 2 contratos

En torno al servicio de limpieza viaria, hay que explicar que realmente existen dos contratos vigentes. Por un lado, uno que engloba la limpieza de buena parte de la ciudad que fue firmado a finales de marzo de 2009 y que llega a su conclusión el 31 de marzo de 2019 (existe una posibilidad de una prórroga por otros 10 años). Y por otra parte, un contrato firmado varios años después -pero que tiene la misma fecha de finalización- que abarca algunas zonas de la Avenida de España y el Valle de San Martín.

En el global, el Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo paga anualmente a la empresa que presta este servicio, Urbaser, 461.675€ (de marzo de 2018 a marzo de 2019), siendo uno de los contratos más importantes que tiene el Consistorio.

Como señaló en la tarde del martes Domingo Benito, quedan 9 meses para la finalización de ambos contratos, pero cree necesario que las decisiones “se tomen con tiempo”, de tal modo que tanto desde su concejalía de Medio Ambiente como desde la de Economía vienen trabajando desde hace varios meses para determinar cuál debe ser el formato futuro del servicio.

A la hora de plantear ese futuro, Domingo Benito subraya que hay que tener “apertura de miras, sin descartar ninguna opción de antemano”, en contraste “con lo que se hacía antes”, donde directamente se decía que ‘lo mejor’ era gestionar los servicios de forma privada. En este caso, se ha optado por “ver la idoneidad de las opciones”, trabajando en ello desde el pasado mes de diciembre, hasta entregar la pasada semana un estudio de 40 páginas al resto de miembros del Equipo de Gobierno.

Para elaborar ese estudio, se han analizado el estado de los contratos, se ha atendido a consideraciones generales sobre la mejor manera de prestar servicios según lo que apunta el Tribunal de Cuentas, se ha atendido a informes sobre el coste de la prestación del servicio, se ha analizado la maquinaria y se ha estudiado el coste de las distintas posibilidades de gestión. Para estas tareas se contrataron incluso los servicios de un equipo de asesoría pública.

Se mantendrían los trabajadores

Según señaló Domingo Benito, ese estudio concluye que “lo más eficiente/barato es la gestión directa o con unas empresa pública”. Atendiendo al análisis de las distintas modalidades con las mismas circunstancias (de trabajadores, etc.), se ha determinado que “lo más eficiente es la gestión directa”, con la cual el Ayuntamiento se ahorraría un 10% sobre el actual coste de prestación.

Eso sí, este ahorro puede no llegar a ser tal, ya que el Ayuntamiento puede decidir seguir gastando lo mismo que hasta ahora en el servicio de limpieza viaria, pero ampliando por ejemplo la actual plantilla o la maquinaria, como señaló Domingo Benito.

Después de consultar con varios expertos, el formato que se debería adoptar en este caso sería el de la “sucesión de empresas”, ya que el Ayuntamiento asumiría el servicio en sus actuales condiciones, incluyendo tanto la maquinaria como el personal (la plantilla base son 13 trabajadores). Esto contrasta con lo ocurrido con el servicio de limpieza de edificios, donde no se subrogó el personal. En palabras de Domingo Benito, “aquí se dan las circunstancias” que marca la normativa europea sobre transmisión de empresas que incluye esa subrogación.

Una vez ese estudio ha concluido que la opción “más eficiente y sostenible” sería la gestión directa por parte del Ayuntamiento, ahora llega el momento del “debate” sobre el asunto: “la ciudadanía debe conocerlo y participar de él”. En principio, el siguiente paso será el debate en la Comisión de Hacienda del Ayuntamiento.