Lunes, 18 de junio de 2018

La tuberculosis bovina vuelve a traer en jaque a los ganaderos salmantinos

“Las medidas que quiere aplicar la Consejería pueden llevar a la ruina a muchos productores”, afirma Juan Luis Martín

Veterinarios realizando el saneamiento ganadero. Foto: Corral

Lejos, pero no olvidadas, quedan las trágicas cifras de sacrificio de vacas y vaciados sanitarios que acabaron con la ilusión y el trabajo de muchos ganaderos en los peores años del saneamiento ganadero, hasta 2008. Tras unos años duros con medidas excepcionales, la cabaña bovina mejoró resultados, erradicando prácticamente la brucelosis.

No así la tuberculosis, que vuelve a las explotaciones y se convierte en motivo de preocupación y desconcierto para los ganaderos, principalmente de las comarcas de Vitigudino (5,80), Ledesma (3,61%),  La Fuente de San Esteban (3,45%), Ciudad Rodrigo (2,69%) o Tamames (2,49%).   Los últimos datos del saneamiento de 2017 indican que en Salamanca se sitúa en el 2,63%, con un aumento del 0,73% en relación a 2016, que finalizó con un 1,90% (2,16% en el año 2015).

Con una media regional del 1,87%, Salamanca es la única provincia que registra un incremento de casos de tuberculosis, aunque es Valladolid la que encabeza la lista, con un 3,13%. En conjunto, ha descendido en los últimos diez años un 60,8%, lo que supone que el número de explotaciones positivas son un 60% menos que en 2007, con cuatro provincias –Zamora, Burgos, León y Segovia- por debajo del 1%, en la última fase de erradicación.

¿A qué es atribuible este aumento? “No lo  sé”, responde Juan Luis Martín Sevillano, presidente de la Asociación 19 de Abril, convencido de que tratar de erradicar una enfermedad que califica de “complicada” con las medidas actuales de la Consejería “es una auténtica utopía” teniendo en cuenta las características de las explotaciones salmantinas.

Pero en el punto de mira como foco transmisor de la enfermedad se encuentra la fauna silvestre. Martín Sevillano recuerda que la Administración reconoce que actúa como reservorio y transmisor de la tuberculosis, de ahí la puesta en marcha del ‘Plan de actuación sobre Tuberculosis en especies silvestres’ (PATUBES). Por lo que insiste en que los ganaderos “no podemos ser los únicos paganos de esta situación”, con unas indemnizaciones por positivos que considera “ridículas”.

La relación de explotaciones, una medida que rechazan los ganaderos

Para frenar el avance de la tuberculosis bovina en Salamanca, la Consejería de Agricultura pondrá en marcha una batería de medidas que incluyen el aumento de plantilla para realizar más controles y una línea de ayudas para el cercado y vallado de los pastos. Asimismo, la Consejería quiere aplicar de manera inmediata la relación de explotaciones ganaderas que tengan posibilidad de contagio y la implantación de un chip que permitirá conocer en qué pastos ha estado cada animal, de manera que se puedan identificar los pastos que pueden ser foco de contagio. “Es la mejor forma de ayudar a los ganaderos, se ha hecho en otros sitios y ha funcionado”, ha dicho tajante la consejera Milagros Marcos, respecto a la relación de explotaciones.

Anuncio que no ha sido bien recibido por los ganaderos. Es el caso del presidente de la Asociación 19 de Abril, que considera que se trata de una medida de dudosa efectividad y “grave, que puede llevar a los ganaderos a la ruina”. Juan Luis Martín asegura que contamina más un jabalí que se revuelca en una charca en la que ha estado una vaca tuberculosa, y al poco rato se desplaza por el campo de explotación en explotación, que un ganadero que utiliza la misma ropa, los mismos vehículos o maquinaria, por lo que relacionar las explotaciones con un mismo titular como pretende la Consejería “es un error y los ganaderos tenemos que decir basta”. 

El presidente de la 19 de Abril, cansado de que a los ganaderos se les pida profesionalidad, manifiesta que “ya la han demostrado”, a la vez que critica la inexperiencia de algunos equipos de saneamiento “lo que tampoco ayuda en la realización de las pruebas”. Y aclara, “no dudamos de su profesionalidad, pero algunos no tienen experiencia ninguna”.

“Se está jugando con la economía de muchos ganaderos”

“Los ganaderos no entienden qué está pasando con la tuberculosis”, afirma Guillermo González, secretario general de UPA Salamanca, que también ha criticado los movimientos constantes del personal que realiza el saneamiento. “Gente muy joven, profesional pero sin experiencia y se juega con la economía de muchos ganaderos”.  Convencido de que el futuro del sector ganadero pasa por la exportación, exige soluciones de verdad para mejorar la sanidad de la cabaña ganadera salmantina “y creo que se está fallando”.