Domingo, 27 de mayo de 2018
Las Arribes al día

La línea férrea del Duero, el futuro de Las Arribes

LA FREGENEDA | A la espera de un proyecto más ambicioso en el que se pretende la circulación con pequeños vehículos no ferroviarios, el plan de acondicionamiento para uso peatonal de los últimos diecisiete kilómetros estará concluido en julio
El puente del Arroyo, lugar desde el mirador del Tumbo La Caldera / E. Corredera

A mediados de septiembre del pasado año se iniciaban las obras de recuperación de los 17 últimos kilómetros de la vía férrea La Fuente de San Esteban-Barca d´Alva, desde La Fregeneda a Vega Terrón, un proyecto promovido y financiado por la Diputación Provincial que, con un presupuesto de 644.000€, permitirá el uso peatonal de este peculiar trazado de las arribes del Águeda.

Las obras, cuya finalización está prevista para finales de julio, llevan buen ritmo, según declaraciones de Javier García, diputado de turismo. Ya se ha desbrozado todo el trayecto, se ha hecho un paseo lateral a cada lado, fuera de la caja de la vía, se ha intervenido sobre una serie de taludes para quitarles el peligro y se están reponiendo los paseos laterales y las barandillas de protección de algunos puentes. Para Javier García este proyecto "tiene que ser un antes y un después a nivel provincial, el germen empresarial que sin duda redundará en beneficio de todos los empresarios de la provincia, alargando la estancia media y fidelizando a los turistas que nos visiten”.

El diputado de turismo no contempla en estos momentos la utilización de vehículos no ferroviarios, ya que “la normativa en España no lo permite y el acuerdo con ADIF tampoco”.

Por su parte Bernardo García Trigo, alcalde de La Fregeneda, se muestra satisfecho de que “haya llegado a feliz término un proyecto que es un éxito de todos y que supondrá un hito en la explotación turística de La Fregeneda y de toda la provincia”.

Para el diputado y alcalde de Hinojosa, José Francisco Bautista, lo ideal sería que se permitiera la circulación de vehículos ligeros, “un ferrobús, un tren de los antiguos… reutilizar esta infraestructura para lo que se construyó”, pero de momento espera que acaben las obras y se regule la utilización de este tramo para que pueda empezarse a disfrutar. Lo que sí quiere dejar claro el Diputado es que “en esta infraestructura hay animales, flora y fauna que habrá que respetar en la medida que sea, pero su construcción se hizo por personas y para las personas”.

La normativa de Medio Ambiente ha obligado, en este sentido, a la instalación de rejas en dos de los túneles del trayecto, que permanecerán cerrados durante le época de anidamiento y cría de los murciélagos que allí anidan.

INTERVENCIONES

La imagen de la vía férrea ha cambiado notablemente. Las labores de desbroce de la vegetación en la caja de la vía y su entorno y la adecuación de sendos paseos laterales permite contemplar la estructura de hierro de esta línea férrea construida entre 1883 y 1887. El cambio de varias traviesas contribuye a la nueva imagen.

La seguridad para viandantes mejora en los puentes. En los puentes de hierro de esta línea se están reponiendo las tablas de madera en los paseos laterales y en la caja de la vía. En tres de ellos (Las Almas, Los Riscos y Los Poyos) se están dejando las tablas puestas por los voluntarios de la Asociación Tod@via, con la finalidad de recuperar este ente patrimonial. La intervención en los puentes se completa con la reposición de las barandillas laterales de protección.

Las intervenciones en los túneles se centran en el reforzamiento de su estructura y en la limpieza. Dentro de los túneles se ha intervenido en las dovelas, reponiendo las que se habían caído por el paso del tiempo y colocando las que estaban a punto de desprenderse. También se han repuesto las piedras deterioradas o que faltaban en los pasos laterales, por donde va la evacuación del agua. Además, en algunos túneles se ha retirado el excremento de los murciélagos.

Se han colocado cerramientos en los túneles 1 y 3 para protección de los murciélagos: La Diputación se encontró desde el momento de la redacción del proyecto de recuperación de la vía con el problema de la existencia de una colonia de murciélagos de una especie protegida “El informe de Medio Ambiente nos decía que en los túneles 1 y el 3, en una serie de fechas no se podía transitar, y entonces se ha colocado unos cerramientos” explica el diputado de turismo. Posteriormente “en el trabajo técnico y político, se ha decidido que solo se cierre el túnel 3” añade. En el futuro, en la época de anidamiento y de cría de los murciélagos no se podrá transitar por él. Por parte de la Fundación de Patrimonio se ha acometido un desvío alternativo de 1 km por fuera de este túnel.

FERRONATURA y TOD@VIA

La Diputación de Salamanca ha presentado recientemente al Programa Europeo Poctep una nueva redacción del proyecto Ferronatura (desestimado en el 2016), con el objetivo principal de recuperar todo el trazado ferroviario, desde La Fuente de San Esteban hasta la localidad portuguesa de Almendra. La singularidad de este corredor europeo sería la utilización de pequeños vehículos no ferroviarios de bajo peso, un valor añadido que incrementaría considerablemente el pretendido aprovechamiento turístico y cultural de este BIC. Además de ayudar a la conservación de este patrimonio monumental y natural, se pretende rentabilizar este recurso para los pobladores de la zona, mediante la generación de fuentes de trabajo y riqueza que impulsen la precaria economía de la raya, una comarca hoy semidesierta y empobrecida.

Para la redacción de este proyecto La Salina ha contado con la desinteresada colaboración de la Asociación de Frontera Tod@vía, un grupo de voluntarios que llevan años reivindicando mediante la acción directa el aprovechamiento de este recurso único en la región.

Voluntarios de esta asociación han recorrido palmo a palmo los más de 85 km. del trazado para comprobar in situ el estado de esta infraestructura, un trabajo de campo previo a la redacción del proyecto que ha servido para tener una fotografía actual y detallada de su estado. Algunos de estos voluntarios, ingenieros y técnicos, han sido los artífices de la redacción del proyecto de recuperación de la vía y sus instalaciones adyacentes, así como su aprovechamiento mediante la circulación de vehículos ligeros de velocidad reducida propulsados mediante energías alternativas limpias. Para ello, se están tratando con Adif la redacción de un protocolo de actuaciones que permitan la creación de una normativa, hoy inexistente, que regule este uso.

El proyecto también cuenta con la coparticipación de Segitur, la Sociedad Estatal de Gestión de Infraestructuras Turísticas, y un amplio apoyo de instituciones y colectivos de Salamanca y Portugal. Ojalá este apoyo sea punto de lanzadera para que el proyecto Ferronatura, esta vez sí, llegue a Europa.

  • El puente de los Poyos en recuperación
  • Uno de los 20 túneles de la vía
  • Vehículos en la estación de La Fregeneda en una fiesta de la asociación Tod@via
  • Un modelo de vehículo ligero