Viernes, 25 de mayo de 2018

¿El trabajo tenaz todo lo vence?

Fotografía de José Amador Martín

 

Hoy, Día Internacional de los Trabajadores, dejo conocer un poemita inédito que pronto aparecerá publicado en una antología mía titulada Para después / Per il domani, que saldrá a la luz bajo el doble sello editorial de Betania (España) y Hebel (Chile). Es una edición bilingüe, español-italiano y la versión a la lengua del Dante y de Petrarca ha sido realizada por Giovanni Darconza, poeta y profesor de la Universidad de Urbino Carlo Bo.

 

Claro que el título del poema viene del reconocido verso de Virgilio, estampado allí en sus Geórgicas: “Labor omnia vincit improbus et duris urgens in rebus egestas”.  Este nuevo texto también tiene su precedente en el poema publicado en mi libro Hombres Trabajando (UGT Castilla y León, Salamanca, 2007, p. 48, con pinturas de Luis Cabrera Hernández).

Fotografía de José Amador Martín

 

LABOR OMNIA VINCIT II

 

Entonces los siervos

solo tenían la obligación de trabajar,

no de lisonjear a sus amos.

 

Conviene no olvidar,

 

hoy que esplenden atropellos

y los artífices sonríen

y sonríen.

 

Mientras tanto,

 

las nóminas ocupan apenas

el espacio de una bala

que genera temor a la indigencia.

 

Preocupación,

 

pues el pan dejó de ser esfuerzo

y se ha vuelto lágrima.

 

¡Quebradizo travesaño

el del trabajo!

 

Portada con grabado de Luis Cabrera Hernández

 

LABOR OMNIA VINCIT II

 

Allora i servi

avevano l’unico obbligo di lavorare,

non di adulare i loro padroni.

 

Conviene non dimenticare,

 

oggi che splendono soprusi

e gli artefici sorridono

e sorridono.

 

Nel frattempo,

 

le nomine occupano appena

lo spazio di un proiettile

che genera paura per l’indigenza.

Preoccupazione,

 

perché il pane ha smesso di essere sforzo

e si è fatto lacrima.

 

Traversa delicata

quella del lavoro!

 

Alencart y Darconza, en Rumanía (fotografía de Jacqueline Alencar)