Martes, 17 de julio de 2018
Ciudad Rodrigo al día

La Despensa alcanza el póker consecutivo de entorchados en el Trofeo Diputación

CARBAJOSA DE LA SAGRADA | Los mirobrigenses estrellaron hasta 5 balones en el palo, pero lograron imponerse al Béjar A

La Despensa ha conseguido que la primavera incorpore un rito más en la provincia de Salamanca: su victoria en el Trofeo Diputación de Fútbol Sala. En la tarde del sábado, el conjunto mirobrigense amplió su leyenda en el Trofeo al conseguir nada más y nada menos que su 4º entorchado consecutivo, cuando hasta antes de empezar esta racha nadie había logrado siquiera sumar dos títulos seguidos. Los mirobrigenses lo hicieron como es habitual ante una afición entregada, que le dio una gran ambiente al encuentro disputado en el Municipal de Carbajosa de la Sagrada.

En esta ocasión, su víctima fue el Béjar A, que únicamente perdió por 2-1 gracias a que La Despensa tuvo una tarde de encuentros constantes con la madera. Concretamente, hasta en 5 ocasiones el equipo capitaneado por Fran Sastre se estrelló con los tres palos: tres en la primera parte y dos en la segunda, además de tener un número de ocasiones prácticamente similar que se toparon con el portero del Béjar, quien por cierto tuvo que retirarse lesionado a 5 minutos para el final.

Pese a no tener portero suplente, esta circunstancia no tuvo apenas influencia, ya que el Béjar jugó con portero-jugador lo que quedaba de partido (justo antes de la lesión ya se estaban preparando para hacerlo), consiguiendo su único gol cuando apenas restaban 10 segundos.

El equipo bejarano había perdido otro jugador en la primera parte, en este caso por una tempranera expulsión por doble amarilla. La Despensa no pudo aprovechar esa superioridad, siendo la única forma de estrenar el marcador con un gol en propia puerta del Béjar ya en la segunda parte, 'sentenciando' More el marcador cuando quedaban 5 minutos para el final justo tras dos palos consecutivos de los mirobrigenses.

De este modo, la victoria de La Despensa ha llegado este año de una forma mucho más sufrida que la del curso pasado en el mismo pabellón, donde firmaron una clara goleada (0-6) frente al Everon. Este cuarto triunfo ha recordado más al de hace dos años en Aldeatejada, cuando vencieron también por la mínima (1-0) a otro equipo de la zona bejarana, Sierra de Béjar. Hay que recordar que el primer triunfo de este póker de entorchados lo consiguieron en el Pabellón de Conde de Foxá en una final de equipos mirobrigenses en la que tuvieron como rival al Casaral.

Finalizado el partido de la tarde sabatina en Carbajosa, se desató la fiesta entre los mirobrigenses, aunque tanto título consecutivo lo está convirtiendo en rutina. El equipo recibió el trofeo de manos del diputado de Deportes, Jesús María Ortiz (también estuvo el concejal de Deportes de Ciudad Rodrigo, Carlos Fernández Chanca), tras lo cual llegaron las habituales fotos de celebración antes de que el técnico del equipo, Patxi, pasase por la ducha. Para rematar, una vez salieron los jugadores del Pabellón, se abrieron (no sin dificultad) varios tubos de confeti.

En definitiva, que el Trofeo Diputación es en estos momentos terreno hegemónico de La Despensa, hablándose ya en la misma tarde del sábado de ir el año que viene a por el repóker. De momento, a La Despensa le quedan por jugar dos ediciones del Trofeo Interdiputaciones a nivel regional: la correspondiente a la temporada pasada (que aún no se ha jugado) y la correspondiente al título sumado en la tarde sabatina.

> EL PARTIDO: LA DESPENSA 2 – BÉJAR A 1

La gran final del Trofeo Diputación respondió este año plenamente a las expectativas, pudiéndose disfrutar de un gran encuentro, que se podía haber resuelto antes si La Despensa hubiera tenido más puntería como decíamos más arriba. El mejor tramo del Béjar A fue posiblemente el inicial, firmando las dos primeras intentonas de la tarde en sendas llegadas, que acabaron fuera.

La Despensa no lo probó por 1ª vez hasta el 5’ (con un disparo de Ivi a pase de Fran Sastre que se perdió), pero a partir de ese momento el equipo mirobrigense llevó la batuta, estrenando sus encuentros con el palo en el 7’, con un remate de Jorge de cabeza al balón que había salido bombeado tras repeler el portero un disparo frente a él de Álvaro Sastre. Apenas 3 minutos después, llegó el segundo encuentro con la madera, en este caso con la cruceta, en un disparo muy fuerte de Ivi desde ¾ de campo.

Con el Béjar prácticamente inactivo en ataque, Fran Sastre fue el protagonista de las tres siguientes acciones mirobrigenses: un disparo desde ¾ que se fue alto, un remate en el área a un córner botado por Jairo desde la derecha que logró tapar el guardameta, y un remate a un saque en largo de Marchena que se perdió por poco.

En el 14’, Béjar A cometió su 5ª falta, que además le costó la 2ª amarilla a uno de los bejaranos. Los suyos lograron superar los 2 minutos en inferioridad (a tiempo corrido) sin conceder goles: un disparo de Rober se marchó al lado del palo, el guardameta detuvo una buena intentona de More, e Ivi se topó otra vez con el palo con un tiro raso desde ¾ de campo.

La recta final del primer tiempo fue algo menos lucida, con dos intentonas de Jorge que le repelió el portero y apenas una de los locales que despejó Marchena. A la vuelta del descanso, la primera opción fue mirobrigense, con un saque en largo de Marchena para Fran Sastre, quién le dio bien de cabeza al balón, pero lo logró atrapar el portero.

Tras haber tenido un ramillete muy claro de ocasiones en la primera parte, La Despensa se puso por delante en el marcador con algo de suerte: botaron un córner desde la derecha, enviando Ivi el balón al área donde un jugador situado en la zona del 2º palo por delante de Fran Sastre lo desvió al fondo de su propia portería sorprendiendo a su guardameta.

En los minutos siguientes, La Despensa siguió teniendo mucha posesión, aunque como es lógico al ir por detrás en el marcador, el Béjar lo probó más, dentro de un tramo sin demasiadas ocasiones en general. Por ejemplo, en el 24’, no atinaron con los tres palos en un buen disparo; en el 26’ Marchena repelió otro balón desde la derecha; y en el 29’, tuvieron una doble opción: la primera la entorpeció Moronta, logrando coger otra vez el balón para hacer un fuerte remate desde la frontal muy centrado que cortó Marchena con el cuerpo.

El Béjar A pidió su tiempo muerto en el 31’, teniendo otra opción en el 33’, en una contra en la que no pusieron bien un pase bombeado. La Despensa volvió a generar peligro instantes después, con una buena ocasión de Fran Sastre quién, tras regatear al portero, se encontró con un defensa. El equipo mirobrigense sufrió una baja importante acto seguido: Ivi, que estaba siendo uno de los más destacados, tuvo que abandonar el campo tras una fea caída producto de un fuerte encontronazo con un rival, quién no fue sancionado.

La relación de los mirobrigenses con los palos continuó en el 35’, de la mano de More, generándose en esa jugada un segundo tiro de Fran Sastre que detuvo el portero. Apenas 20” después, hubo un córner en el cual Jorge envió el balón al área (similar a la acción del primer gol), llegando en este caso el balón a Fran Sastre, quién se topó con el palo. La Despensa se estaba desesperando con tanta madera, pero 20” después, llegó el 2º, de la mano de More, quién en el borde del área encontró camino hacia la red.

En el 36’, el portero del Béjar A se lesionó, teniendo que abandonar el partido, justo cuando los visitantes estaban preparando el portero-jugador, que llevaron a cabo sin demasiados frutos, ya que sus primeros remates se fueron encontrando con Marchena, Fran Sastre o Jorge. En el 39’, los mirobrigenses recuperaron un par de balones, probándolo Marchena y Jorge a puerta vacía, pero sus intentonas se fueron desviadas.

La mejor ocasión visitante llegó cuando quedaba justo un minuto para el final: con un fuerte disparo que Marchena envió por alto a córner. El Béjar A acabó marcando cuando sólo restaban 9 segundos, sin que pudieran obrar ya el milagro en esos compases finales, desatándose la fiesta entre los mirobrigenses. El primer vídeo que aparece bajo estas líneas corresponde justamente a ese momento final del encuentro.