Jueves, 19 de julio de 2018
Ciudad Rodrigo al día

La Guardia Civil de Fuentes de Oñoro incorpora un sistema móvil de Rayos X para erradicar el contrabando

FUENTES DE OÑORO | El nuevo equipo, integrado en una furgoneta, fue presentado por el director general de la Guardia Civil

En primer término, el director general de la Guardia Civil, José Manuel Holgado, subido a una de las furgonetas | Foto @kisanghani

El director general de la Guardia Civil, José Manuel Holgado, se desplazó en la mañana del viernes hasta Fuentes de Oñoro para presentar dos nuevos equipos, integrados en sendas furgonetas, para luchar contra el contrabando y el crimen organizado en la frontera hispano-lusa. Una de esas furgonetas irá destinada a la zona de Pontevedra, mientras que la otra tendrá su base en Fuentes de Oñoro, donde no hace tanto tiempo era habitual incautar “miles y miles de productos falsificados”, según recordó el responsable de la Jefatura de Fiscal y Fronteras de la Guardia Civil, Juan Luis Pérez Martín.

La finalidad principal de estas furgonetas es poder hacer controles más exhaustivos en menos tiempo, ya que, al igual que el escáner de un aeropuerto, se podrán pasar por una cinta desplegable todo tipo de bultos para que el sistema de Rayos X desvele qué hay en su interior, pudiéndose ver la mercancía a través de una serie de pantallas y ordenadores que también están integrados en las furgonetas.

De este modo, ya no será necesario abrir las maletas o las cajas para inspeccionar su contenido, sino que servirá con pasarlas por los Rayos X, con el objetivo, según explicó Juan Luis Pérez Martín, de detectar género prohibido, como tabaco y drogas, así como material terrorista como armas y explosivos. De este modo se pretende “erradicar” el contrabando en una época de “permeabilidad” al no existir frontera como tal entre España y Portugal en la actualidad debido a la normativa Schengen.

La adquisición de estas dos furgonetas forma parte del denominado Proyecto Viriato, que tiene un presupuesto de 215.600€ financiado por la Oficina de Lucha Antifraude (OLAF), con la intención de “optimizar los controles policiales de forma aleatoria y ágil en la lucha contra el contrabando y el tráfico de drogas”. En concreto, dentro de este Proyecto se han adquirido 5 impresoras portátiles, 5 ordenadores portátiles, un fibroscopio y dos sistemas móviles de rayos X. Además, dentro de este proyecto se incluye la formación de dos unidades del Servicio Cinológico con su correspondiente equipamiento.

Como decimos, una de las dos furgonetas tendrá su base en Fuentes de Oñoro, pero podrá ser usada por otras cuatro Patrullas Fiscales y de Fronteras (PAFIF) de Castilla y León, una radicada en Vitigudino y las otras 3 en Zamora. Mientras, la destinada a Pontevedra, tendrá su sede en Verín, pero de igual modo podrá ser usada por otras localidades del entorno.

Las furgonetas que se incorporan en estos puntos no son novedad en España, sino que previamente ya funcionaba otra por ejemplo en Badajoz, aunque estos nuevos equipamientos que llegan ahora son “más modernos”.

Ver más imágenes: