Viernes, 20 de julio de 2018
Las Arribes al día

La CHD inicia el derribo de la presa de Yecla de Yeltes

Los operarios procedían por la mañana al desmantelamiento de los elementos eléctricos y por la tarde una máquina comenzaba el derribo de la caseta de control

Operarios de la Confederación Hidrográfica del Duero comenzaban este miércoles con los trabajos de desmantelamiento y demolición de la presa de Yecla de Yeltes asentada sobre el cauce del Huebra, un momento al que asistían una treintena de vecinos en señal de protesta por esta decisión.

Como ha venido informando este diario, en 2013 la CHD y el Ayuntamiento de la localidad llegaron a un principio de acuerdo para evitar el derribo, convenio que no llegó a materializarse por el coste que suponía para el Consistorio actualizar estas instalaciones tras dos décadas en desuso.

Ignacio Abarca, alcalde de la localidad, explicaba a este diario que el coste para poner en servicio esta infraestructura, de acuerdo a la normativa vigente, alcanzaba los 250.000 euros, una cifra a la que cabría sumar cada año el gasto por los conceptos de vigilancia y seguridad, pues la CHD correría con los gastos de mantenimiento de las instalaciones. A estos costes se añadían otros como la sustitución de tuberías desde la presa para cubrir el abastecimiento de agua al ganado desde la presa en lugar de hacerlo a través de la red de Cabeza de Horno, un coste que –en definitiva– el Ayuntamiento no podría permitirse.

Así las cosas, el procedimiento de derribo iniciado hace casi una década comenzaba a consumarse por la mañana con el desmantelamiento de los elementos eléctricos instalados en la caseta de control, trabajos que darían paso en la tarde al derribo de la caseta ante la mirada de una treintena de vecinos, algunos de ellos indignados por presenciar lo que estaban viviendo y comprobar que las 3.500 firmas recogidas hasta hace unos días, en contra de la demolición, no han servido para nada.

Tras la demolición de la presa, la CHD levantará lo que fuera el azud del antiguo molino con una altura suficiente que permitirá acumular agua con ‘reculaje’ hasta el puente inundable, según explicaba el alcalde, además de una escala para el rermonte de los peces.  

Ver más imágenes: