Jueves, 21 de junio de 2018

Utiliza la originalidad con mueblería de bambúes

Los muebles de bambú son significativamente más biodegradables que cualquier otro tipo de mueble, además de ser ligeramente más fáciles de reparar. Esto los hace preferidos por el tipo de personas que prefieren darle prioridad al medio ambiente y gustan de proyectar esta imagen al mundo y sus amigos

El mobiliario es una parte fundamental y protagonista de todo hogar. Los muebles son indispensables para darle contenido especial a todo lugar que pretenda habitarse y, también, son el principal elemento de comunicación entre quien habita el espacio y sus posibles invitados, pues el mueble comunica deportividad o serenidad, sobriedad o estridencia, entre otras cosas.

Los muebles son, en definitiva, no sólo algo para sentarse y ponerse cómodo, sino también, en lo elemental, algo que tiene importantes finalidades estéticas. Por ello, hay una multitud enorme de ideas originales para la mueblería de tu hogar, entre ellas los Muebles de bambú.

¿De qué se trata?

Los muebles de caña artesanal son un tipo de mobiliario que se hace “tejiendo” la fibra del bambú y dándole fisionomía de mueble, haciendo uso de sus partes más duras y más blandas para espaciar los sitios y darle mayor fortaleza y robustecerlo. Los hay, por lo tanto, de muchos tipos y cumplen muchos propósitos.

En consecuencia de esto, y debido a que el bambú no se pinta, la hecha de bambú suele tener una apariencia bastante natural, ocasionalmente vintage, y es muy selecta a la hora de utilizarse para adornar espacios. Esto se debe a que no es fácil combinar el mobiliario de bambú, particularmente la que se utiliza en espacios íntimos, como baños y habitaciones. Estos, entre otros, son datos importantes a la hora de considerar utilizar muebles de bambú y caña artesanal.

Tipos de muebles de bambú

Como se dejó ver anteriormente, hay diversos tipos basados en bambú. Los hay espejos, bibliotecas, sillas, mesas, entre otros.

El tipo de mueble se puede adaptar con mayor o menor facilidad a los espacios de tu hogar. Siguiendo este orden de ideas, no es igual escoger un tipo de mueble como, por ejemplo, una biblioteca de bambú, que un espejo de bambú.  Las bibliotecas, por su apariencia añeja, son mucho más fáciles de adaptar a las expectativas del bambú que los espejos, especialmente porque estos, que se ubican en habitaciones, suelen requerir de mayores espacios interiores, que la mueblería de bambú no puede aportar.

Por otro lado, las sillas de bambú tienen varias condiciones: las sillas de interiores pueden darles un toque ligeramente vintage a los espacios, además de ser muy cómodas y visualmente compatibles, en tanto que las sillas de exteriores le dan mayor aspecto natural al patio o al jardín. Son, por tanto, extremadamente versátiles y pueden darle una mayor proyección visual a gran cantidad de espacios.

Las ventajas de los muebles de bambú

La principal ventaja de los muebles de bambú, y es por ello que suelen ser recomendados por casi todos, es que son bastante desechables.

Los muebles de bambú son significativamente más biodegradables que cualquier otro tipo de mueble, además de ser ligeramente más fáciles de reparar. Esto los hace preferidos por el tipo de personas que prefieren darle prioridad al medio ambiente y gustan de proyectar esta imagen al mundo y sus amigos.

Por otra parte, la principal ventaja estética de los muebles de bambú es que pueden personalizarse al gusto de quien los solicita. Esto no sólo le da un contenido único y diferente al mueble, sino que exalta su condición de artesanal y, por lo tanto, da un toque añejo o fresco a quien sea que los utilice. Las casas que hacen uso de los muebles artesanales suelen tener este tipo de apariencia y se valen de eso para crear una singular apariencia.

Cómo combinar los muebles de bambú

El bambú, por sus características, combina muy bien con la madera, no así, en cambio, con el plástico, el metal, el aluminio u otros materiales. Es por ello que lo ideal a la hora de hacer uso de muebles de bambú es combinarlo con madera, especialmente aquella de tonalidades más claras o claraoscuras, que le den al bambú una apariencia correcta y sirva para extender el uso del mismo.

El uso del mimbre y el rattán son indispensables para explotar visualmente bien el mobiliario de bambú, y siempre será recomendable a la hora de extender nuestras opciones tanto para el uso del bambú como de la madera, permitiendo que los visitantes disfruten de un ambiente añejo y sobrio, muy adecuado a lo artesanal que es lo que a priori comunica el bambú.