Domingo, 27 de mayo de 2018

Nuestra Señora de la Soledad procesiona su dolor en la madrugada de este Viernes Santo

PEÑARANDA | Más de un centenar de fieles acompañaban a la imagen durante su desfile por las plazas
Una tregua en las lluvias daba paso a la procesión del silencio pasada la medianoche de este viernes
La lluvia dio una tregua en la madrugada de este Viernes Santo, haciendo finalmente posible que Nuestra Señora de la Soledad desfilara un año más por las plazas de la ciudad, protagonizando la procesión del silencio.
 
Más de un centenar de fieles, acompañados por numerosos penitentes, arroparon a la imagen en un caminar que se iniciaba pasadas las doce de la noche desde la iglesia parroquial San Miguel Arcángel.
 
Fieles y vecinos aguantaron el intenso frio protagonista de la noche, portando velas encendidas y recorriendo el trayecto en completo silencio y oración desde su salida y hasta su vuelta al templo.