Martes, 17 de julio de 2018
Béjar al día

Convocada una manifestación de protesta contra la instalación de una granja de cerdos en Bercimuelle

Manifestación el día 30 de marzo en el Puente del Congosto y concentración en Guijuelo el día 31, ambas a las 12 de la mañana, para evitar la instalación de una explotación intensiva de cerdos

Uno de los lemas de la manifestación es "Ni una granja más, no a las explotaciones intensivas de cerdos en la zona"

Los vecinos de Bercimuelle y la Entidad Local Menor han convocado una manifestación que se celebrará el día 30 de marzo en Puente del Congosto y a una concentración en Guijuelo, el día 31, ambas a las 12 de la mañana, para protestar por la instalación de una explotación intensiva de cerdos en Bercimuelle.

La manifestación del Puente del congosto partirá desde la plaza del Ayuntamiento y recorrerá las calles del municipio hasta las dos de la tarde. Al día siguiente, en Guijuelo se organizará la concentración frente a la empresa César Nieto Grupo Empresarial, perteneciente a la empresa Iberfrres Guijuelo, S.L que pretende instalar la granja en Bercimuelle.

Daños ambientales: malos olores y dispersión de los purines

Los vecinos, que ya soportan olores a diario de las tres granjas existentes y más cuando hay movimiento de purines, consideran que se están causando perjuicios para la habitabilidad, provocando despoblación, porque estas granjas son incompatibles con la vida ordinaria de las personas y se temen que los olores que generará la nueva granja, que estará situada en el eje norte sur de los vientos predominantes, darán lugar a que los ciudadanos que ahora van los fines de semana o en vacaciones dejen de hacerlo, hecho que causará graves perjuicios para el pueblo.

Además aducen que dado el gran volumen de purines que producen estas granjas y las pocas tierras de labor existentes en la zona, hará difícil la gestión de su dispersión, por lo que tendrán que ser desplazados hacia otras zonas, lo que perjudicará al sistema de caminos de Bercimuelle por el tránsito de camiones.

El agua

Otro de los motivos que se barajan para evitar la instalación de esta granja es el tema del agua. La Entidad Local Menor de Bercimuelle no dispone de medios para proporcionar la cantidad de agua que consumen estas explotaciones, este municipio ya se encuentra en dificultades para la prestación del servicio para el consumo humano durante la época estival y en otoño. Tampoco consideran aceptable que la empresa pretenda hacer un sondeo, porque se provocaría una desecación de toda la zona, ya que los acuíferos en ese lugar y en toda la comarca son poco abundantes y pequeños.

Depreciación del terreno

Todas las fincas colindantes, de toda la zona rústica del polígono y cercanas quedarán automáticamente devaluadas, lo mismo que ocurriría con las casas del pueblo por la cercanía de la granja al núcleo urbano. Bercimuelle tiene una extensión de 1.660 Hectáreas y una sobrexplotación del terreno, debido a que en la zona hay ya tres granjas porcinas construidas y en funcionamiento.

Cero beneficios sociales

Los organizadores de las protestas consideran que este proyecto no generará ningún beneficio para el pueblo, ya sea en forma de puestos de trabajo (ninguno), o en instalaciones de uso general; sólo se generarán residuos, tránsito de camiones, daños en los caminos, olores y degradación ambiental y paisajística; perjuicios que se sumarán a la situación deprimida de la comarca, salvo en zonas concretas de mayor industrialización.

Informes técnicos sobre los incumplimientos del proyecto

Los organizadores de  estas protestas asesorados por informes de técnicos especialistas, denuncian que el proyecto presentado incumple las cuestiones mínimas necesarias para poder tramitar la licencia ambiental, en materia de justificación relativa al agua que va a  utilizarse en la explotación porcina y no dice nada de dónde pretende sacarse, es decir, no se justifican los litros de agua que se van a consumir ni el origen de los mismos.

Además también se incumple el Decreto Legislativo 1/2015, de 12 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Prevención Ambiental de Castilla y León, en su artículo 27, que hace referencia a la obligatoriedad de solicitar la licencia medioambiental aportando toda la documentación y dirigiéndola al Ayuntamiento en cuyo término municipal pretenda ubicarse la explotación. Dicha documentación no ha sido aportada en su totalidad ya que debe ir acompañada de un proyecto básico redactado por un técnico competente, en el que se recoja la descripción de la actividad o instalación, con indicación de las fuentes de las emisiones y el tipo y la magnitud de las mismas; la incidencia de la instalación en el medio afectado, la justificación de cumplimiento de la normativa sectorial vigente, las técnicas de prevención y reducción de emisiones y las medidas de gestión de los residuos generados.

Pese a todo lo expuesto y pese a haber advertido de las innumerables deficiencias del proyecto, el Ayuntamiento del Puente Congosto ya está tramitando la licencia, por lo que se teme que el asunto acabará en los juzgados.