Domingo, 20 de mayo de 2018
Ciudad Rodrigo al día

Recuerdo a Fandiño en los festejos taurinos

Tres salmaninos en los carteles: Juan del Álamo y Antonio Grande en el festival del sábado y el local Juan Antonio Pérez Pinto en la novillada del martes 
Paseíllo de la novillada del Martes de Carnaval del 2017 con Alejandro Marcos, David Salvador, Pérez Pinto y Curro Durán / ADRIÁN M.

“Una apuesta por lo nuestro”. Con esas palabras empleadas por el concejal de Festejos, Cristian González, en la presentación de los carteles, Ciudad Rodrigo vuelve a apostar por la calidad en los festejos taurinos, este año con la carga emotiva de un recuerdo a Iván Fandiño.

El Carnaval 2018 repite el formato de los dos últimos años con un Festival en la tarde del sábado, las novilladas del Bolsín en las tardes de domingo y lunes, y una novillada picada en la tarde del Martes. Además, por segundo año consecutivo, en los carteles se incluye para el lunes una exhibición de recortes a cargo de Arte Charro.

Todo ello se promociona en un cartel unificado que repite la imagen de ‘modernidad’ que se estrenó el año pasado, y en el cual se recuerda al malogrado Iván Fandiño, que actuó en el Festival del Sábado de Carnaval del año pasado.

En palabras de Cristian González, “nos ha acompañado muchas tardes, también como maletilla”, de ahí que se le haya querido recordar. Como se puede ver en el cartel de la derecha, se ha insertado su imagen en el cielo en una imagen del coso de la Plaza Mayor mirobrigense.

Torería y apuesta de futuro

El cartel del festival del sábado de Carnaval está compuesto por Curro Díaz, Manuel Escribano, Juan del Álamo y el novillero Antonio Grande con ejemplares de la ganadería de Hermanos Sánchez Herrero.

Las tardes del domingo y el lunes de Carnaval se desarrollarán las clásicas novilladas para el Triunfador y los cuatro siguientes clasificados del Bolsín Taurino.

El domingo, a las 16.00 horas, actuarán el Triunfador, el 2º y el 3º; y el Lunes, el 4º y el 5º clasificado. Estas novilladas tendrán ganado de los Herederos de Santos Alcalde, que regresan al Carnaval después de 3 años. La tarde del lunes se completará con una exhibición de recortes a cargo de los integrantes del grupo Arte Charro.

Uno de ellos, Felipe Martín, ‘Pipe’, aseguró en la presentación que “para todo el mundo es especial el Carnaval”, incluido para los recortadores, destacando que el año pasado se apostó por la exhibición “y salió genial, la Plaza estuvo llena el lunes por la tarde y esperamos que este año sea igual”.

Los recortadores se medirán a un novillo donado por los montadores de los tablaos. El Carnaval se cerrará como los dos últimos años con una novillada picada con Carlos Aranda, Juan Antonio Pérez Pinto, Joao Silva ‘Juanito’ y Toñete con ganado de Gómez de Morales. Una tradición que mantiene su importancia y que supone el punto de salida a las ilusiones que marcarán el rumbo para la temporada 2018.

EL CARTEL

Juan del Álamo

Ciudad Rodrigo para mí supone volver a mis orígenes como persona y como torero” a mis orígenes como persona y como torero

Su objetivo para esta nueva temporada pasa por “ser mejor torero”. El diestro salmantino inicia en Ciudad Rodrigo una “temporada ilusionante” en su casa, con su gente. “Empezar la temporada en el Carnaval del Toro es muy importante para mí. Ciudad Rodrigo es volver a las raíces y a los orígenes como persona y donde guardo un cúmulo de sensaciones bonitas también en mis principios como torero. Me inspira mucho por los recuerdos y por el sentimiento”, explica.

Aún sin confirmar próximas fechas para esta nueva temporada, Del Álamo confía en que se cumpla su objetivo de “refrendar el triunfo de Madrid y lograr posicionarse en esas principales ferias”. Para ello, cuenta con el apoyo de Mariano Jiménez y José Ignacio Ramos, sus nuevos apoderados tras anunciar la ruptura con Rui Bento a finales de la pasada temporada. “Confío en ellos porque como torero me pueden aportar mucho. En los despachos son dos personas muy trabajadoras, muy luchadores y sé que van a defender a capa y espada mi criterio. Suponen para mí seguridad y espero que den un vuelco a mi carrera”, añade. 

En su cuadrilla para este 2018 repiten Javier Gómez Pascual y Roberto Martín Jarocho como hombres de confianza, y se suma a sus filas Domingo Siro ‘Mingo’. “Es una persona muy fiel, que además vive en Salamanca y vive conmigo el día a día, por eso era importante para mí que este año estuviera conmigo. Es fundamental tener una persona así de confianza”, asegura.

Mientras llega el próximo 10 de febrero que será ese punto de salida, Del Álamo intensifica su preparación en el campo, buscando sensaciones nuevas y, según explica, buscándose mucho interiormente”. “Quiero que 2018 sea el año en que me consolide como torero, con presencia y triunfos en las principales ferias y disfrute lo que me da cada toro y cada tarde”, concluye.

Antonio Grande

Volver a torear en mi tierra es revivir todo lo bonito que sentí en Salamanca

El novillero de San Muñoz está acartelado entre figuras. La responsabilidad, por tanto, es alta. Reaparece en Ciudad Rodrigo tras su sonada actuación en la última feria de la Glorieta de Salamanca, tarde de su debut con picadores. “Después de las sensaciones tan bonitas que tuve en Salamanca volver a torear en mi tierra es como volver a repetir todo. Volveré a dar la cara y a seguir dando motivos para que el público siga creyendo en mí”, explica.

De esa tarde que fue el punto de partida de esta etapa de novillero con caballos solo guarda buenos recuerdos. “Salí con muchas ganas, me lo jugaba todo. Creí en mí y se vio entrega, disposición y creo que lo que más destacó fue que fui capaz de bajarle mucho la mano al novillo. Además, tuve la suerte de que maté bien, por lo que fue el debut soñado”.

Su día a día lo marca el entrenamiento. Vive en torero. Compagina el entrenamiento físico con mucho toreo de salón, además de las jornadas en el campo con su apoderado Mateo Carreño, con el que seguirá este 2018. “Estoy encantado con él, la relación es muy buena. Me está llevando lo mejor que puede, me está cuidando mucho, sé que este año me va a cerrar cosas importantes y ahora todo está de mi mano. Lo que pasa dentro de la plaza ya depende de mí”.

En Ciudad Rodrigo, quiere que se refleje las formas de un novillero “más cuajado y más hecho”. Asegura que sigue con el mismo objetivo que cuando empezó, que pasa por “un toreo profundo, la mano baja y que todo lo que se haga en la plaza sea con verdad”. 

Juan Antonio Pérez Pinto

Me siento respetado y eso siempre es un plus de motivación

El novillero de Ciudad Rodrigo conoce lo que es la espera ingrata de esta profesión. El próximo día 13 vuelve a torear. No lo hace desde el pasado Carnaval del Toro. Un festejo en toda la temporada. “Es muy dura la espera pero cuando ves la ilusión que tiene la gente por verme supone una motivación extra. Es evidente que no puedo tener ese rodaje porque esto es lo único que tengo. Quiero solventar lo mejor posible y al menos que no me falte actitud. Aquí la gente me quiere y me respeta muchísimo, y con eso me quedo”, explica.

El camino lo recorre sólo, ya que no tiene apoderado que vele por su futuro. A pesar de eso, cuenta con el apoyo de su cuadrilla, su familia, además de un especial trato de la ganadería de José Cruz. “El ganadero Rafael me echa una mano en el campo cuando puede y me ha dado varios toros a puerta cerrada. Eso es muy de valorar y agradecer”, explica.

“Lo más duro en todo este tiempo es ser capaz de no sufrir y no comerme la cabeza. Es muy duro ver que llegan las ferias y no estoy anunciado. En Salamanca, por ejemplo, con dos puertas grandes, no me han dado nunca la oportunidad, y lo mismo en muchas otras plazas donde quieren novilleros con más rodaje. Yo no pido ser figura del toreo, pero sí estar en el circuito. Muchas veces he pensado en tirar la toalla pero la motivación de sentirme que soy capaz me ha dado fuerza”, concluye.