Miércoles, 24 de enero de 2018
Guijuelo al día

La villa llega a albergar a medio centenar de camiones desviados de la A-66

GUIJUELO | La Guardia Civil desvió a numerosos camiones que viajan sentido sur que se sumaron a los que ya estaban bloqueados
La entrada norte de Guijuelo se llenó por completo de vehículos pesados desviados de la autovía A-66

Guijuelo se ha convertido hoy en todo un centro de retención de vehículos pesados por culpa del temporal de nieve. A primera hora de la mañana una docena de camiones y autobuses no pudo abandonar la localidad al quedar atascados en la salida sur de la villa, justo antes de incorporarse a la A-66. Varios camiones procedentes de Francia, Galicia y León, junto con un autobús ALSA con destino a Sevilla y con una veintena de pasajeros quedaron atrapados a escasos metros de la salida 393 a la A-66 debido a que la nieve se compactó y heló en un pequeña subida que los vehículos pesados no pudieron salvar hasta la llegada de las quitanieves de la Junta de Castilla y León. Algunos de los vehículos llegaron a estar hasta cinco horas sin moverse. Algunos vecinos trataron sin éxito de desatascar la salida remolcando camiones con todoterrenos y cables, pero en vano. 

A partir de las 12:00 horas, la situación en la A-66 entre Sorihuela y Béjar hizo que la Guardia Civil de Tráfico desviara todo el tráfico pesado a Guijuelo, llegando a concentrarse más de 30 vehículos en la salida norte de la villa, junto al polígono agroalimentario. Los camiones llegaron a ocupar ambos lados de la calzada, esperando la señal de los agentes para poder continuar. En torno a las 14:30 horas, una patrulla de la Guardia Civil de Tráfico señaló a los conductores que podían retomar el camino hacia el sur, por lo que la retención finalizó pasadas las 15:00 horas.

Según información de la Dirección General de Tráfico, a las 17:00 horas la A-66 entre Salamanca y Béjar y los accesos de Guijuelo están abiertos a la circulación, pero siempre extremando la precaución y desaconsejando los desplazamientos de no ser estrictamente necesarios.