Domingo, 17 de diciembre de 2017

Después de la lluvia

Te espero como al agua en Mayo,
sentado sobre el tronco del castaño
como el trueno que le sigue al rayo
al caer de aquella lluvia cada año.
 
De ese agua que la tierra moja,
llega su aroma como abrazos,
puedo ver que tu cara se sonroja,
siento como tiemblas en mis brazos.
 
Rozan mis labios tu beso tan sabroso,
en ese campo de flores y colores,
el libar de la abeja en el rosal frondoso,
siendo tú el amor de mis amores.
 
Siento la brisa del abril florido,
tus ojos me miran sin cesar,
en la orilla del caudal crecido,
es mi alma quien te quiere amar.