Domingo, 17 de diciembre de 2017

Desde Lisboa y Mossoró dedican poemas al salmantino Aníbal Núñez

El portugués Victor Oliveira Mateus y el brasileño Clauder Arcanjo suman sus versos a la antología del XX Encuentro de Poetas Iberoamericanos

Victor Oliveira Mateus y Alfredo Pérez Alencart (foto de José Amador Martín)

Tanto el lisboeta Victor Oliveira Mateus, recientemente reconocido en el Ayuntamiento como Huésped Distinguido de Salamanca, como el brasileño Clauder Arcanjo, que vive en la ciudad de Mossoró, en el Estado de Rio Grande do Norte, quisieron sumarse desde un principio a la antología ‘Explicación de la derrota’, donde se compila un amplio homenaje al poeta salmantino Aníbal Núñez. Y lo hicieron tras conocer los versos de este notable poeta fallecido en 1987.

Hacemos conocer los dos textos de homenaje, en portugués y en castellano, con traducción de Alfredo Pérez Alencart, colaborador de SALAMANCArtv AL DÍA.

Victor Oliveira Mateus (Lisboa, 1952). Premio Eugénio de Andrade, otorgado en 2013 por la Unión Brasileña de Escritores. Licenciado en Filosofía por la Universidad Clásica de Lisboa, poeta y antólogo. Fue profesor de Filosofía y de Psicología. Tiene publicados nueve poemarios, entre los que destacan Nas águas a luz suspensa (1998), Movimento de ninguén (1999), A noite e a voz (2001), Pelo deserto as minhas mãos (2004), A irresistível Voz de Ionatos (2009), Regresso (2010), Gente de Dois Reinos (2013) y Negro Marfim (2015). Tiene poemas, cuentos y ensayos dispersos publicados en Portugal, Brasil, España, Mozambique, México, Italia y Macao.

 

INSTANTES Y PERMANENCIA

 

                                                   Que me traigan el humo dijo Ciro

                                                   y le trajeron todas sus victorias

                                                            Aníbal Núñez, Pebetero

 

Nada queda del viejo olivar de mi infancia

ni del blanco de los almendros que cercaban

la mudez intacta de mi primera casa

 

No volveré a iluminar, con trémula y delicada

luz de aceite, las intermitencia de ese corazón

siempre dividido entre el querer y la cobardía.

 

No más tejeré aquella música antiquísima,

que, en vibrantes rutas consteladas,

te indicaba la fuga a todos los naufragios.

 

Me queda (tan solo) esta lucha contra instantes que no

existieron, esta inagotable fidelidad a todo un azul

celeste, que suaviza el campo de la batalla, que graba

-en caracteres de humo- la explicación de la derrota

 

INSTANTES E PERMANÊNCIA

 

                                                   Que me traigan el humo dijo Ciro

                                                   y le trajeron todas sus victorias

                                                            Aníbal Núñez, Pebetero

 

Nada resta do velho olival da minha infância

nem do branco das amendoeiras que cercava

a mudez intacta da minha primeira casa.

 

Não voltarei a iluminar, com trémula e delicada

luz de azeite, as intermitências desse coração

sempre dividido entre o querer e a cobardia.

 

Não mais tecerei aquela antiquíssima música,

que, em vibrantes constelações de rotas,

te acenava a fuga a todos os naufrágios.

 

Fica-me (apenas) esta luta contra instantes que não

existiram, esta inesgotável fidelidade a todo um azul

celeste, que suaviza o campo da batalha, que grava

– em caracteres de fumo – a explicação da derrota.

Clauder Arcanjo (Ceará, Brasil, 1963), es poeta, narrador, cronista, editor y crítico literario.  En 2003 recibió la mención honrosa del Premio de Poesía Luís Carlos Guimarães. Entre sus libros publicados están: Licânia (Cuentos, 2007); Lápis nas veias (Cuentos breves, 2009); Novenário de espinhos (Poesía, 2011); Uma garça no asfalto (Crónicas, 2014), Pílulas para o Silêncio (Píldoras para el Silencio, Aforismos, edición bilingüe traducida por A. P. Alencart, 2014), Cambono (Novela, 2016) y Separaçao (Cuentos, 2017). Es  miembro de la Academia Mossoroense de Letras (AMOL), del Instituto Cultural del Oeste Potiguar (ICOP), de la Academia Masónica de Letras de Río Grande do Norte (AMLERN), y socio correspondiente de la Academia Paranaense de la Poesía (APP). Con su editorial Sarau das Letras, radicada en Mossoró (Estado de Rio Grande do Norte) ha publicado más de 140 títulos en una década.

 

CAMPANAS DE ESPINAS

Al arrancar un cardo

me he manchado de plata.

(“Otoño”, de Aníbal Núñez)

 

Las espinas que traigo conmigo

Fístulas endurecidas

De una nostalgia que no muere

Ni mata, tan solo castiga

 

Las campanas que habitan conmigo

Resuenan insomnes en torres mil

De una Licânia que no desaparece

Ni fenece, tan solo martiriza

 

Si intento arrancarlas, espinas y campanas

Pobre destino, me veo manchado de nada.

 

SINOS DE ESPINHOS

 

Al arrancar un cardo

me he manchado de plata.

(“Otoño”, de Aníbal Núñez)

 

Os espinhos que trago em mim

Fístulas endurecidas

De uma saudade que não morre

Nem mata, apenas castiga

 

Os sinos que habitam em mim

Badalos insones em torres mil

De uma Licânia que não desaparece

Nem fenece, apenas martiriza

 

Se tento arrancá-los, espinhos e sinos

Pobre sina, vejo-me manchado de nada.

Fotos de Jacqueline Alencar y José Amador Martin