Domingo, 19 de noviembre de 2017

Esta Navidad brinda con Licores El Majuelar

De padres a hijos. es un proyecto que pretende destacar a empresas familiares de salamanca como modelo de nuestra sociedad. 

La fábrica de licores EL MAJUELAR, situada en el polígono de Los Villares, está realizando una fuerte expansión comercial gracias al equipo humano que lo compone.

Loli de la Iglesia Pérez y su esposo Eusebio García García han heredado de sus antepasados este excelente elixir para el paladar.

Loli aprendió de sus padres: Juan de Dios de la Iglesia Casado y María Pérez Martín, el amor a las viñas, a ese conjunto de majuelos que han dado nombre a su famosa marca.

Su padre elaboraba el aguardiente y aun hoy lo hace, de manera tradicional, pero esta mujer emprendedora nata, cuando unió su creatividad a la de su marido Eusebio, hicieron grande el proyecto familiar. Construyeron una fábrica de licores que está creciendo día a día. El secreto está en la calidad de su materia prima, la esmerada elaboración y su cuidada atención al cliente.

Personalizan los productos y dan respuesta a todos los acontecimientos sociales como: regalos para bautizos, bodas o comuniones, detalles de empresa con las etiquetas adecuadas, cestas sutilmente preparadas para dejar boquiabierto a quien la recibe o sencillamente una botella con su marca y  uno de sus variados sabores que se pueden encontrar en su extenso catálogo.

El Majuelar es una empresa familiar de nuestra tierra, que se ha unido al sello TIERRA DE SABOR y junto a otras, lograr defender los productos de excelencia en todos los mercados.

Esta fábrica de licores está en pleno crecimiento tanto en volumen de ventas como de ampliación de productos. Han sabido avanzar desde los primeros aguardientes a los licores más sofisticados demandados por los mismos clientes y que gracias a su laboratorio de investigación y control pueden lograrlo.

Si te acercas a cualquiera de las ferias gastronómicas de Salamanca, pero también nacionales, encontrarás un stand donde Loli y Eusebio te recibirán con una sonrisa en su cara y una amabilidad y cordialidad que será imposible que no aceptes catar uno de los licores que ponen en tu mano  generosamente. Saldrás tan satisfecho que comprarás varias botellas.

Ahora que se acerca la Navidad es una buena ocasión para regalar y como no,  ¡BRINDAR CON LICORES EL MAJUELAR.!

Desde estas líneas animamos a los lectores a que defiendan nuestros productos y ayuden a las empresas familiares como esta, para que puedan darle continuidad a la siguiente generación.