Jueves, 23 de noviembre de 2017

El Oso y el Madroño: tradición, detalle y mimo para una boda irrepetible

A sus amplios y lujosos salones, buque insignia de este histórico restaurante, se unen ‘Los Jardines del Oso’ una de sus nuevas joyas para disfrute exclusivo de sus clientes
Aromas a buena leña de encina, sabores de mañana y de siempre, asados con el sabor que genera el buen hacer y las décadas de duro trabajo son además de su seña de distinción, un recuerdo vivo en la mente de miles de familias que a lo largo de décadas han ido construyendo buenos recuerdos en sus mesas y salones. Un lugar en el que disfrutar de buena gastronomía celebrando momentos tan irrepetibles e inolvidables como tu boda.
 
Una sencilla semblanza para definir mínimamente al restaurante El Oso y el Madroño, historia viva de Peñaranda desde que el 1 de abril de 1977 comenzara tímidamente su andadura, abriendo un restaurante que contaba con apenas empleados, y que simbolizaba la construcción de los cimientos sobre el que hoy se levanta un buque del buen yantar, conocido y reconocido por toda la provincia como lugar de imprescindible visita para reencontrarse con el concepto más amplio de la gastronomía. 
 
Era el esfuerzo y la ilusión de dos hermanos, Santiago y Ramón Rivas García, que junto con sus respectivas esposas, Sonsoles y Espe, han sido capaces de convertir aquel sueño de un día cualquiera y un pequeño salón, en dos restaurantes con una capacidad para dar servicio a 1.000 personas a la vez, pudiendo realizar en ellos todo tipo de celebraciones con la seguridad que ofrece un amplio equipo de profesionales, que en la actualidad cuenta con 25 empleados fijos y otros 25 en plantilla extra, pendientes del más mínimo detalle para que nada se quede a la improvisación, siempre bajo la batuta de Laura Rivas, actual gerente del gran buque gastronómico de Peñaranda. 
 
Una reconocida e intachable trayectoria que ha sido varias veces galardonada con reconocimientos provinciales, autonómicos dentro de la comunidad de Castilla y León, así como por diferentes asociaciones nacionales de restauradores y asadores y que han llevado a algunos de sus platos a ser igualmente premiados en diversos concursos oficiales de la Junta. 
 
ENTORNO DE ENSUEÑO
 
Un lugar idóneo en el que festejar el amor más puro ya que además de sus amplios y lujosos salones se unen a esta gran familia Los Jardines de El Oso, una lujosa finca en la que novios e invitados podrán disfrutar de un entorno de ensueño cuidado al detalle en el que realizar su ceremonia, aperitivo y baile con la total garantía de obtener un éxito incontestable. Lujo y amplitud dentro de un recinto rodeado de naturaleza que se divide en varios espacios pensados para el disfrute de grandes y pequeños, adaptándose de manera personal a cada celebración y a los requisitos y necesidades de los clientes y contrayentes, contando además con el asesoramiento de un equipo de expertos que pondrán a su disposición la experiencia y el trato personalizado que ya forma parte de sus señas de identidad.
 
Todo dispuesto bajo los gustos e imaginación de los grandes protagonistas de la fecha, que se transforma en realidad gracias a los especialistas de El Oso y el Madroño, buscando con mimo que cada rincón, cada momento y cada etapa de la celebración este perfectamente organizada, desde la recepción de invitados, pasado por el cóctel de bienvenida, el menú principal, el baile o la decoración de las estancias en las que se asentarán las mesas perfectamente diferenciadas y decoradas. 
 
Además de ello, si la idea planteada sobre la boda necesita opciones más abiertas, disponen de una amplia variedad en platos elaborados con los mejores productos que cada cliente puede elegir para elaborar su propio menú a la carta. En definitiva, un amplio complejo pensado, organizado y diseñado para ofrecer lo mejor de su esencia histórica culinaria y la vanguardia gastronómica y el gusto refinado proyectado de manera exclusiva para que de verdad se convierta en el día más emocionante y recordado por invitados y protagonistas, pero con la tranquilidad que da la experiencia y la garantía de no tener que pagar más que lo justo, buscando siempre el perfecto equilibrio calidad-precio que tan destacados les ha hecho dentro del mundo de la restauración a nivel provincial y nacional.