Miércoles, 13 de diciembre de 2017

PATRIOTAS ESPAÑOLES EN VIENA

 

Hace pocos días tuve la suerte de participar en la fiesta, que  ofreció la Embajada Española con motivo del día de la Fiesta Nacional a todos los españoles residentes en Austria, que según me dijeron son más de siete mil.

 

El edificio de la Embajada es un palacio acorde con la arquitectura austriaca y muy señorial.

 

Los Embajadores y Cónsules recibieron uno a uno a los cientos  de invitados que asistimos a la fiesta patrocinada por empresas españolas y austriacas.

 

Este es un día muy especial donde los españoles se reúnen y comparten un espacio y un tiempo  juntos y de alguna forma sienten que una parte de su tierra está presente.

 

Cuando vives fuera, bien obligado por las circunstancias o por motivos particulares, añoras a España, particularmente en fechas señaladas como esta, la de la FIESTA NACIONAL Por eso el gesto que desde las diferentes embajadas se brinda a los residentes es muy especial y emotivo.

 

Durante este acontecimiento tienes oportunidad de conocer gente de tu mismo país, compartir conversaciones, que quizá puedan llegar a una verdadera amistad y sobre todo y más que nunca en estos momentos, de manifestar una unión a la patria tan necesaria para nuestro pueblo. 

 

En las diferentes mesas puedes encontrar desde una paella, jamón, gazpacho, embutidos, empanadas,  etc…todo regado con los mejores vinos de las distintas zonas españolas. Saborear por unos minutos los grandes manjares que tanto se echan de menos, es un regalo para los sentidos y una buena forma de unir a españoles procedentes de todos los rincones de España sin distinción y con un solo objetivo el de estar unido  a España aunque sea a miles de kilómetros.

Desde estas líneas mi agradecimiento a la Embajada de España en Austria por la excelente acogida que nos brindó a mi hijo, mi marido y a mi.