Lunes, 25 de septiembre de 2017
Ciudad Rodrigo al día

El físico penaliza al III Cadete en la borrachera de goles que vivió para abrir la liga

Con una plantilla algo mermada, el III Columnas llegó a ir 3-3 y 6-5 por detrás, pero se le acabó yendo

[REGIONAL CADETE | J1 | VALLADOLID TIERNO GALVÁN 10 – III MÁRMOLES JAGRAMA 6]

> Por parte del III Columnas jugaron: Iker, Sergio, Diego Rubio, Alejandro, Andrés –cinco inicial-, Diego Ruiz, Jacobo, Pablo Ramos y Javi.

El Cadete del III Columnas estrenó la temporada 17/18 con una derrota en un partido que acabó convertido en una auténtica borrachera de goles producto de que las defensas de ambos equipos no estuvieron del todo finas. El encuentro tuvo bastantes fases de igualdad o cercanía en el marcador, pero las fuerzas le fallaron al III Columnas en el tramo final, llevándose la victoria con claridad el Valladolid Tierno Galván, que hacía su debut competicional tras la fusión del Valladolid FS y el Tierno Galván.

Por distintos motivos, los mirobrigenses tenían las bajas de piezas clave como Pablo Tambo, Samu o Jorge, lo que hizo que viajasen hasta tierras vallisoletanas con sólo 9 jugadores, 7 de campo y 2 porteros, lo que limitó la opción de las rotaciones ante un equipo que ya presumían –por lo visto en el Torneo que jugaron en Valladolid hace dos semanas- que iba a ser complicado.

El III Columnas salió a jugar con muchas ganas e ilusión, lo que se tradujo en una fase inicial de buen juego, adelantándose en el marcador en la primera ocasión clara que tuvieron, en el 2’, de la mano de Andrés. Los mirobrigenses tenían tanto ritmo que su técnico Antonio Ratero intentó que echasen el freno, pero no hubo manera, y lo acabaron pagando con dos pérdidas en el 7’ y en el 10’, una en el medio del campo y otra en ¾ que costaron sendas contras que acabaron en gol.

Al haber sido dos errores puntuales, el III Columnas no se preocupó demasiado, pero el Valladolid Tierno Galván también estaba mostrando buenas sensaciones, y sumaron un tercer tanto en otra contra en el 13’. De ahí hasta el final de la primera parte, fueron los locales los que acumularon más ocasiones, por lo que el principal objetivo de los mirobrigenses en ese tramo final fuese no encajar más goles, lo que consiguieron gracias a su portero y a que el Valladolid Tierno Galván falló alguna clara.

El III Columnas renovó ideas en el descanso, empezando de nuevo muy fuertes y empatando el partido en pocos minutos: en el 4’, Diego Ruiz cogió el balón y le pegó bien al fondo de la red, y un minuto después, Sergio enchufó otro gol desde dentro del área. De nuevo Antonio Ratero pidió calma a los suyos, pero les pudieron las ganas, y en dos minutos (27’ y 28’) encajaron dos goles tirando todo el trabajo realizado por la borda.

Pese a todo, quedaba mucho, como demostró Andrés en el 29’ al poner el 5-4 tras hacerse con el balón en el área. Tras ese tanto hubo unos minutos sin movimientos en el marcador hasta que el Valladolid Tierno Galván puso en el 36’ el 5-4, al que dio rápida réplica Andrés con el 6-5.

El III Columnas parecía que estaba mejor que su rival, pero tenían el problema de que ya llevaban 5 faltas, señalando el colegiado una sexta en una mano involuntaria de Sergio en el medio del campo. Los locales transformaron el doble penalty, y además colocaron el 8-5 al minuto siguiente. Pablo Ramos, como portero-jugador, puso el 8-6 en el 39’, pero ya no hubo tiempo para más, e incluso el Valladolid Tierno Galván marcó otros dos goles a la contra para cerrar el marcador.

En palabras del técnico Antonio Ratero, una de las claves del partido fue el cansancio: “al ir con 9 físicamente nos rompieron: no supimos dosificar, y entre las imprecisiones cara a puerta y las que hemos tenido en defensa, en los 4 minutos finales no estuvimos donde teníamos que estar”. De este modo, después de haber estado “con un 3-3 y un 6-5” en el marcador, “al final no llegábamos ni a la mitad de los balones”.

Desde su punto de vista, se trata de un marcador final “abultado: las dos defensas estuvieron mal, mientras que en los ataques el suyo estuvo bien y el nuestro regular”. En todo caso, fue “un partido bonito frente a un rival de los que van a estar arriba”, considerando que si hubiera contado con los jugadores ausentes “hubiéramos estado mejor”.

Antonio Ratero da la “enhorabuena” a sus jugadores “por quisieron hacerlo lo mejor que pudieron, pero la cabeza se nos fue”. La semana que viene (domingo, 17.00 horas) esperan sumar frente al Atlético Benavente su primera victoria: “hay que jugarlo, pero creemos y esperamos sacar los 3 puntos”.