Lunes, 25 de septiembre de 2017
Ciudad Rodrigo al día

Llega la hora del debut para el incierto III Juvenil y para un III Cadete que quiere mirar alto

En cadetes se vuelve a reunir el exitoso bloque que fue subcampeón liguero y campeón autonómico de los Juegos Escolares

Los equipos Juvenil y Cadete del III Columnas son los encargados de alzar este sábado 9 de septiembre el telón de la temporada deportiva 2017/2018 para los conjuntos mirobrigenses. A diferencia del curso pasado, cuando debutaron ante su afición, este año a los dos equipos mencionados del III Columnas les toca jugar fuera de casa, y en canchas que se presumen complicadas.

Como el año pasado, ambos equipos irán de la mano, jugando en casa o fuera a la vez, salvo una jornada casi al final de cada vuelta y en aquellas semanas en que no le toque jugar al Cadete al ser la suya una competición un poco más corta (hay 14 equipos en la categoría frente a los 16 de la Juvenil). Lo que sí es diferente respecto al curso pasado es que esta temporada coincidirán en menos ocasiones midiéndose al mismo rival el mismo día.

[III COLUMNAS JUVENIL | Un bloque más reducido con varias caras de fuera]

Cronológicamente, y por apenas una hora, el honor de estrenar la nueva temporada le corresponde al III Juvenil, que tras vivir el año pasado una temporada ‘de continuidad’ en lo que a plantilla se refiere, este año sí sufre notables cambios, una vez dejaron el equipo por cuestiones de edad históricos del Club como Mario, Carlos, Javi, Álex Francisco, Chechu y Jorge.

De la temporada pasada, sólo continúan 6 jugadores: José, Jesús, Adrián, Álex Morales, Daniel y Alejandro Marquiz, a los que se suman por el momento cuatro caras nuevas. Una de ellas es la de un viejo conocido, Óscar, que vuelve al Club tras una temporada fuera, mientras que las otras tres son incorporaciones: Hugo (como portero), Kamal y Antonio Juárez (éstos dos últimos de Fuentes de Oñoro). De este modo, ahora mismo la plantilla se compone de sólo 10 jugadores.

Al frente del equipo estará por 8ª temporada consecutiva -3ª en solitario- Ángel Rodríguez, acompañado por Simón Moreiro como delegado, además de contar con la colaboración de Juanan como ayudante en los entrenamientos. Como apuntaba Ángel Rodríguez en los entrenamientos iniciales, el primer objetivo es “armar bien el equipo”, al producirse esta notable renovación en la plantilla.

Durante estas semanas, el III Juvenil ha realizado 11 entrenamientos, además de disputar un único partido amistoso –al igual que el año pasado-, frente al Senior del San José, que se saldó con victoria para los intereses mirobrigenses. Una vez el balón esté en juego, se quiere firmar un buen arranque liguero, como suele ser ‘tradición’ en el equipo, e intentar que esa dinámica se mantenga durante todo el año, aunque el panorama es más incierto que en temporadas anteriores por esos cambios.

La relación de equipos que componen su categoría, la División de Honor Juvenil, es la siguiente: de Burgos, La Amistad Burgos; de León, Cistierna; de Salamanca, Albense, Alhambra de Guijuelo, FS Salamanca y San José, además del III Columnas; de Segovia, Cuéllar Cojalba, La Lastrilla, San Cristóbal de Segovia y Segovia Futsal; de Valladolid, Laguna FS, Medinense y Valladolid Tierno Galván; y de Zamora, Atlético Benavente y River Zamora FS.

Al ser tantos equipos, de nuevo volverá a ser una temporada larga y exigente, aunque algo menos que el año pasado, al haber un equipo menos. De este modo, este año tendrán tres semanas de vacaciones en Navidad, una en Semana Santa y otra casi al final de liga.

[III COLUMNAS CADETE | Con ganas de mirar alto]

El panorama se presenta contrapuesto para el III Cadete, que también sufre una importante renovación en lo que a caras se refiere, pero en este caso no es más que un mero reagrupamiento del exitoso bloque que hace dos campañas, en Infantiles, fue subcampeón de la competición liguera federada y campeón de los Juegos Escolares a nivel regional.

Con las únicas pérdidas por cuestiones de edad de Hammed y Erik, en el bloque Cadete continúan respecto al curso pasado Iker, Pablo Ramos, David (éstos tres como porteros), Sergio, Diego Rubio, Álex, Pablo Martín y Samu. A ellos se añaden seis jugadores procedentes del Infantil: Andrés, Mario, Diego Ruiz, Javi Ortega, Adrián y Jorge, además de un fichaje, Jacobo, conformando de este modo un plantel de 15 jugadores (el máximo posible).

Como el año pasado, el equipo Cadete estará comandado por Antonio Ratero y Ángel Rodríguez, quién viene subiendo con estos jugadores desde que eran unos peques.

De salida, el III Columnas tiene un bloque fuerte y que se conocen de memoria entre ellos, por lo que este año el equipo aspira a dar guerra y moverse por la parte alta de la tabla tras la dura temporada vivida el año pasado, donde se sabía que se iba a pasar mal al ser una plantilla muy joven (casi todos de 1º año), pero que se acabó haciendo demasiado larga.

Como apuntaban los técnicos el día del inicio de los entrenamientos, se tiene la esperanza de hacer “un gran año”, al tener ya experiencia en la categoría. Aunque el objetivo sea “estar lo más arriba posible”, evidentemente no se sabe qué es lo que van a presentar los rivales, que serán un total de 13.

De la provincia de León, están Atlético Bembibre, La Bañeza y Trepalio; de Salamanca, Alhambra de Guijuelo, FS Salamanca y San José (además del III Columnas); de Segovia, el San Cristóbal de Segovia y el Segovia Futsal; de Valladolid, el Laguna FS VV, Valladolid Tierno Galván FS y Peñalba; y de Zamora, del Atlético Benavente y el River Zamora FS.

El primer rival será el Valladolid Tierno Galván resultado de la fusión entre el campeón del curso pasado, el Valladolid FS y el Tierno Galván, contra quién los mirobrigenses acabaron la liga el pasado mes de abril. De los rivales que van a tener este curso, el III Columnas jugó contra tres en pretemporada, en el Torneo Ciudad de Valladolid, ganando a dos de ellos (San Cristóbal de Segovia y River Zamora FS), y perdiendo –tras ir ganando- con el tercero, el FS Salamanca, el equipo que quedó por delante de este bloque en la Regional Infantil hace dos temporadas.

Además de esos amistosos, que se concentraron en el último fin de semana de agosto, los mirobrigenses han hecho nueve entrenamientos para llegar a punto al arranque liguero de este fin de semana. Por delante tendrán una primera vuelta sin respiro, concentrada en dos y meses y medio, en contraste con la segunda, que tendrá hasta cinco parones y se prolongará hasta casi cinco meses.