Domingo, 24 de septiembre de 2017
Ciudad Rodrigo al día

Colas en la Casa Consistorial debido a las comunicaciones enviadas por el Catastro

CIUDAD RODRIGO | Los mirobrigenses están conociendo estos días si tendrán que pagar más o menos en concepto de IBI a partir de 2018

La Casa Consistorial de Ciudad Rodrigo, y más concretamente, la zona de oficinas de Urbanismo (situadas en la primera planta), está registrando durante estos días un movimiento superior al habitual debido a las comunicaciones que están empezando a llegar a los domicilios procedentes de la Gerencia Territorial del Catastro en Salamanca, dependiente del Ministerio de Hacienda y Función Pública.

El proceso

Estas comunicaciones son producto de la revisión catastral realizada en los últimos meses por la Dirección General del Catastro  -a partir de la solicitud del Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo- de todos los inmuebles de la ciudad, algo que no se hacía en Miróbriga desde el año 1996, pese a que la Ley General del Catastro dice que debe hacerse cada 10 años. Según explicó el pasado mes de enero el Equipo de Gobierno del Consistorio, el objetivo de solicitar la revisión era que los ciudadanos paguen “en función del valor real de sus propiedades, con una valoración actualizada, real y acorde al mercado actual”.

Esta revisión concluyó hace unas semanas, tal y como se dio cuenta en el último Pleno Ordinario, donde el concejal de Economía Manuel Choya dio a conocer los datos generales enviados por la Dirección General del Catastro. Según los mismos, el valor catastral de todas las propiedades de Ciudad Rodrigo (la denominada ‘base líquida’) es ahora de 540.261.000€, frente a los 554.147.000€ que había como dato de referencia hasta ahora.

Al descender el valor catastral total, eso provoca como se indicó en el Pleno que también baje el dinero recaudado por el Ayuntamiento a través del Impuesto de Bienes Inmuebles, por el cual se ingresarán 2.914.000€ frente a los 2.944.000€ que se ingresaban ahora.

Esta bajada a nivel de ciudad de la base líquida y del IBI a pagar no es sinónimo de que todos los mirobrigenses vayan a pagar menos, ya que cada inmueble tiene una situación distinta. De este modo, hay personas que tras la revisión catastral pagarán más, y otras menos, al ajustarse el precio de las inmuebles “al valor del mercado”, según apuntó en aquel Pleno Manuel Choya, añadiendo además que ahora habrá “más justicia social”.

Las cartas

Para conocer qué suerte han corrido los inmuebles en esta especie de ‘lotería’ (es decir, si han subido o bajado su valor catastral), hay que esperar a que lleguen a los domicilios las comunicaciones de la Gerencia Territorial del Catastro, en las cuales figura una clave para poder acceder a la Sede Electrónica del Catastro en Internet para consultar cuál es el valor catastral actualizado de cada inmueble.

Asimismo, en las notificaciones que se pueden consultar electrónicamente (y también descargar e imprimir), figura cuál es la cantidad que se pagará por ese inmueble en concepto de IBI en el año 2018. En aquellos inmuebles cuyo valor catastral haya aumentado, esa cantidad será superior a la de 2017, y será sólo la primera subida que registrarán durante la próxima década.

Tal y como se expone en el documento inicial de las notificaciones electrónicas, los propietarios de aquellos inmuebles que se vean afectados por un incremento del valor catastral, verán cómo la subida del IBI que les corresponde se hace de forma progresiva a lo largo de 10 años (en 2018 sólo pagarán un 10% de la subida; en 2019, el 20%; etc.).

Como decíamos, estas comunicaciones que se están recibiendo están provocando numerosas consultas, generándose colas durante las últimas mañanas en la Casa Consistorial, lo que ha llevado incluso a colocar un conserje en la zona de oficinas de Urbanismo (donde nunca hay), y una serie de sillas en el descansillo previo a la entrada a esa zona.

Buena parte de esas personas acuden hasta allí para conocer cuál es el nuevo valor catastral de sus inmuebles, así como el IBI a pagar a partir de ahora, ya que no tienen acceso a Internet para poder consultarlo electrónicamente. Asimismo, también se están registrando consultas sobre la razón de esos nuevos precios fijados.

De igual modo, estos días el Ayuntamiento también está recibiendo numerosas llamadas telefónicas, en la misma línea que las consultas presenciales, de personas que tienen inmuebles en Ciudad Rodrigo pero que no residen en la ciudad. Hay que recordar que todas aquellas personas que no estén de acuerdo con los nuevos valores catastrales fijados para sus inmuebles tienen un mes de plazo para reclamar.