Domingo, 19 de noviembre de 2017
Ciudad Rodrigo al día

Aprobada por unanimidad la creación de becas de transporte para estudiantes

CIUDAD RODRIGO | El Catastro fija en 540 millones, 14 menos que hasta ahora, el valor de los inmuebles de la ciudad

Ya ocurrió el año pasado: el Pleno del mes de agosto del Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo ha sido uno de los más largos del año, con 2h.37’ de duración, aunque lo más interesante para muchos mirobrigenses apareció al cuarto o quinto minuto: quiénes serán los encargados de organizar el Carnaval 2018.

Como en los dos años anteriores, habrá una única comisión organizadora, que estará integrada por los mismos concejales que el año pasado: por parte del PSOE, Carlos Fernández Chanca; de IU, Manuel Choya; de Ciudadanos, Cristian González; y del PP, Ramón Sastre y Beatriz Jorge Carpio. De momento no se ha establecido quién será el presidente, aunque todo apunta que volverá a serlo el concejal de Festejos, Cristian González.

Como si fuera un Pleno capicúa, del Carnaval se volvió a hablar justo al final, al preguntar el portavoz del PP Marcos Iglesias qué ocurre con la resolución del conflicto de las casetas del pasado Carnaval. El concejal encargado del tema, Domingo Benito, no llegó a contestar nada en concreto, dejando todo en el aire hasta la anunciada reunión con los jóvenes que tuvieron las casetas.

Entre medias de ‘ambos Carnavales’ se trataron unos cuantos temas que tuvieron un consenso casi absoluto, pero aquello se demoró como siempre, como si los concejales facturasen por minuto de presencia o hubiera un público enfervorecido siguiendo la sesión. En esta ocasión, además de tres periodistas, estuvieron el conserje veraniego de la Casa Consistorial y un espectador que llegó a mitad de Pleno y entró y salió varias veces. No da ni para hacer un chiste.

En lo que a la duración se refiere, la cosa pintó mal desde el momento en que Domingo Benito inició su primera intervención hablando de la llegada de Carlos III a España desde Nápoles por Barcelona. Por si alguien no lo ubica, Carlos III es el de la Puerta de Alcalá, aunque el marco de su llegada de la que habla la canción, una fría mañana, no tiene nada que ver con el del Pleno, en una tarde de lunes calurosa, tanto que la sesión se desarrolló a media luz, y sin que tuviera nada que ver el eclipse solar que hubo a esas horas.

Aunque apenas se llevaban quince minutos, la mención a Barcelona en ese momento era ya la segunda del Pleno, ya que la sesión se abrió con un recuerdo por parte del alcalde Juan Tomás Muñoz a las víctimas de los atentados terroristas acaecidos el pasado jueves en la Ciudad Condal y en la localidad de Cambrils.

Casi unanimidad en las mociones

Domingo Benito mencionó Barcelona a la hora de hablar de la moción presentada por el PP para que el Pleno del Ayuntamiento mirobrigense rechazase el referéndum convocado por la Generalitat para preguntar a la ciudadanía catalana si quieren independizarse de España. Esta moción sumó los apoyos de PSOE y Ciudadanos, absteniéndose Izquierda Unida, quién llegó a plantear una ‘alternativa’ de texto, donde se expresase que lo que se rechazaba era un referéndum “sin garantías”.

Por resumirlo en una frase, y aunque consideran que la independencia unilateral es “una barbaridad”, IU se abstuvo por la “postura de intransigencia del Gobierno” en el asunto catalán, aludiendo también Joaquín Pellicer al “inmovilismo” de Mariano Rajoy, aunque para Marcos Iglesias el actual presidente del Gobierno es “el que más tacto ha tenido; el tiempo le dará la razón”. Durante sus intervenciones, el portavoz del PSOE Carlos Fernández Chanca y Domingo Benito pidieron que se reforme la Constitución.

Esa moción fue la única de las 4 que se debatieron que no fue aprobada por unanimidad. Sí obtuvo el respaldo total la presentada por el PSOE en la que se insta a la Junta de Castilla y León a “agilizar los trámites” en torno a la reforma de la Estación de Autobuses de Ciudad Rodrigo. Marcos Iglesias le llegó a pedir a Carlos Fernández Chanca que retirase la moción “por honestidad política” ya que el asunto ya está en marcha, pero el portavoz socialista la mantuvo insistiendo en que su objetivo es presionar a la Junta para que agilice el proceso, destacando que “lo poco que se ha hecho es en base al trabajo del PSOE”.

También recibió el respaldo unánime la moción de IU para pedir que se restablezca el tráfico ferroviario de pasajeros entre Fuentes de Oñoro, Ciudad Rodrigo y Salamanca, en lo que supuso un cambio de postura en el PP. Según indicó el propio Domingo Benito, la misma moción ya la presentó en la anterior legislatura, rechazándola el Grupo Popular de aquel momento. Marcos Iglesias dijo que “sé el pasado; este Grupo encara el presente y no hay nada más que decir”. Bueno, un poco se enzarzaron, pese a estar de acuerdo –porque si no parece que les falta algo- Marcos Iglesias y Domingo Benito, a raíz de si es mejor que haya un tren súperrapido que vaya haciendo paradas, o uno sólo rápido que vaya directo. O algo así.

La otra moción aprobada por unanimidad fue la presentada por el PP para crear becas de transporte para estudiantes, con la idea de que vayan y vengan en autobús todos los días (en principio a Salamanca) para así ayudar a fijar población en Ciudad Rodrigo. La concejal de Ciudadanos Soraya Mangas defendió que es una medida que “no va encaminada a fijar población, sólo a retenerlos temporalmente”, indicando que la población se fija con la sanidad, el transporte o la educación (desde el PSOE e IU también reivindicaron más ciclos formativos en la ciudad). La concejal del PP Carolina Paniagua respondió al respecto que “no se van a quedar a vivir toda la vida [por esta medida], pero es un paso”.

Respecto al meollo de la cuestión, todos los grupos estuvieron de acuerdo en que es una buena idea, aunque finalmente se obvió concretar ningún detalle sobre posibles beneficiarios o porcentajes, dejándolo todo para la Comisión en la que se elaborarán las bases. Los populares querían que saliesen adelante lo antes posible, pero Domingo Benito planteó que no podrían entrar en vigor hasta el curso 2018/2019.

Carolina Paniagua pidió que se pueda empezar este curso, aunque sea en el segundo trimestre (cuando además ya estaría vigente el nuevo Presupuesto Municipal, ya que en el actual no hay ninguna partida específica), respondiendo Domingo Benito que “no tendría sentido a mitad de curso”. En todo caso, es un asunto que quedó pendiente de perfilar, y por propia lógica, dependerá en primer lugar lo que se tarden en elaborar las bases y seguir los plazos pertinentes.

La ciudad ‘vale menos’

Antes de entrar en los ruegos y preguntas del día, se dio respuesta a varias cuestiones planteadas por el PP en la anterior sesión que habían quedado pendientes, como por ejemplo qué ocurre finalmente con la revisión catastral. El concejal de Hacienda, Manuel Choya, contestó que la Dirección General del Catastro ya la ha concluido, enviando unos datos que en principio son definitivos, y que marcan que ahora los inmuebles de la ciudad ‘valen menos’ en su conjunto.

Hasta este momento, la base líquida (el valor catastral de todas las propiedades) asciende a un total de 554.147.000€, mientras que tras la revisión –que se ha hecho 10 años después de lo que tocaba- ha bajado a 540.261.000€. Esa bajada hará que, siempre que se mantenga el tipo impositivo de IBI, el Ayuntamiento recaude menos por este impuesto. Ahora mismo, se recaudan 2.944.000€, y tras la actualización de los valores, bajará a 2.914.000€.

El que baje el valor de los inmuebles en su conjunto y el IBI recaudado no quiere decir que todos los mirobrigenses vayan a pagar menos, sino que ahora el valor catastral de cada inmueble va a ser más parejo “al valor de mercado”, lo que puede hacer pagar a algunos más y otros menos. En todo caso, Manuel Choya defendió que lo que hace la revisión es que haya más “justicia fiscal” en Ciudad Rodrigo.

Los ruegos y preguntas del día dejaron pocos titulares. Quizás lo más llamativo es que Begoña Moro se comprometió, tras plantearlo Jesús Sánchez Agudo, a que se cree alguna zona de aparcamiento para motos, ya que ahora mismo no existen y aparcan ‘donde quieren’, incluido en aceras. En materia de tráfico, quedó pendiente para el siguiente Pleno por qué este verano no se ha permitido aparcar en el glacis de la Avenida Sefarad, a diferencia de otros veranos.

Como otra idea dela oposición, Joaquín Pellicer se comprometió a revisar varios árboles del Parque de La Glorieta, ya que según José Manuel Jerez hay varios en la zona que da al IES Tierra que tienen “las ramas pochas con el peligro de caída”. En torno a este Parque, el concejal del PP planteó que se le dé una solución a los montículos que se han ido generando en el paseo central. De igual modo, José Manuel Jerez propuso que se coloquen vallas metálicas en las rejillas para que las ratas no salgan a las calles, comprometiéndose Domingo Benito a “mirar a ver si es posible”.

Además, Joaquín Pellicer indicó, a preguntas de José Manuel Jerez, que no ha habido presupuesto para continuar la limpieza del glacis en la zona del Parador, ni para poner el riego automático en el parque del Regato Cachón, lo que se intentará hacer el próximo año.

Como un último asunto, Marcos Iglesias preguntó si está previsto dedicarle una calle al que fuera en su día alcalde de Miróbriga Leopoldo Gómez Castaño, indicando Juan Tomás Muñoz que no se le va a cambiar el nombre a ninguna de las actuales (al parecer así lo habían planteado un grupo de personas que remitieron esa propuesta al Ayuntamiento), y que cuando haya calles nuevas por nombrar se abrirá la posibilidad de hacer propuestas como siempre.