Martes, 19 de septiembre de 2017
Béjar al día

“En Béjar hacemos bien las cosas, pero no terminamos de rematar”

“No hay que inventar nada en materia de turismo, sólo hay que salir y mirar lo que se hace por ahí”

Béjar tiene muchas cosas para ofrecer, solo es necesario saberlas "vender" / FOTOS: RM2 IMAGEN

Béjar es una ciudad sumida en una crisis constante desde hace ya muchas décadas, la constante pérdida de tejido industrial  y la paulatina disminución de población, han hecho que la ciudad haya cambiado radicalmente en los últimos años. Desde las instituciones y diferentes entes de la ciudad, se está queriendo dar un cambio radical al sistema productivo existente en la zona, buscando hacer que Béjar sea principalmente una ciudad turística y de servicios, una circunstancia que aún estamos a años luz de conseguir, no porque no tengamos un potencial extraordinario, tenemos naturaleza, cultura, patrimonio, gastronomía…etc. y muchísimo capital humano capaz de llevarlo adelante, pero nos falta algo.

Desde el Ayuntamiento de Béjar, las asociaciones, los clubes deportivos y con el esfuerzo de muchos emprendedores se inician actividades diversas para impulsar la zona. Son infinidad de pequeños eventos y descoordinados entre sí, que están avocados a desaparecer o no tener mayor relevancia que entre la población de la ciudad. Muchas veces estas actuaciones no tienen la dotación económica necesaria, y claro está, mucho menos para publicitarlas, con lo cual organizamos iniciativas turísticas, deportivas y culturales que no llegan a trascender más allá del Puerto de Vallejera.

En Béjar, sabemos hacer las cosas muy bien, pero no cuajan, no conseguimos atraer público y por consiguiente no llegan los deseados y esperados ingresos económicos, tan necesarios para su desarrollo. De poco nos sirve organizar maravillosamente la Semana Santa o el Corpus, tener una  estación de esquí o todos los museos del mundo, si no lo ponemos en valor, y los primeros que lo tenemos que hacer somos los bejaranos. Debemos creer en nosotros, en nuestras capacidades y en nuestra ciudad, olvidarnos de una vez por todas, de lo grandes y buenos que éramos hace unos años y empezar de nuevo, desde abajo y con humildad, a trabajar por una Béjar nueva. Y esto es tan fácil, como no responder al visitante que pregunta “¿qué puedo ver en Béjar?”

-“nada, aquí no hay nada…. Esto es muy feo… vete a Candelario o a La Alberca”

En Béjar hay muchas cosas que ver

Todos hemos oído infinidad de veces esta frase, y no es cierta, Béjar tiene infinidad de cosas que ofrecer para visitar y disfrutar. Hay que hacer un escuerzo desde las instituciones, hostelería, comercio y ciudadanía en general. Voy a poner el ejemplo de los horarios, hay que ponerse en la situación del turista que un sábado de invierno a las cinco de la tarde no sabe qué hacer.

No hay que inventar nada, todo está inventado, sólo hay que salir y observar lo que se está haciendo en otras zonas turísticas de éxito y adaptarlo, a nuestras posibilidades, paisaje y cultura… somos referente en el tema del deporte, pero no terminamos de creérnoslo, tenemos un oasis de naturaleza verde entre Extremadura y  Castilla, pero no sabemos venderlo, y así podría, estarme un día entero detallando cosas que podríamos utilizar en Béjar para nuestro desarrollo, y no se están explotando.

Se dan palos de ciego, a un lado y a otro, o bien, a mi como ciudadano de a pie no me lo han sabido trasmitir. Esta situación lleva a los vecinos al cansancio y a la desidia, ya endémicos desde hace muchos años.

Los que me conocen de cerca, saben de mi interés por ayudar a mi pueblo, a mi comarca, y como yo, hay muchísima gente intentando tirar hacia adelante, sin embargo no se nos escucha o simplemente se nos ignora. La mayoría de estas ideas o consejos son gratuitos, sin coste alguno para las arcas públicas, solamente requerirían de esfuerzo e intención para hacerlas de forma diferente, o simplemente hacerlas.

Mejorar la estética

Yo, desde mi humilde punto de vista como fotógrafo, he insistido para que se mejore la estética, la iluminación o el sonido de infinidad de actos, eventos, procesiones, actuaciones… etc. que se han llevado a cabo en Béjar durante años. Es decepcionante, como profesional de la imagen y el sonido, ver como continuamente, fallan las luces, los micros, el sonido, o incluso no existe  porque no se ha pensado en ello. El resultado final deja la sensación de ‘un quiero, pero no puedo’, algo a lo que nos hemos acostumbrado como normal y no lo es. 

Otro punto fundamental que quiero recalcar es la publicidad y la difusión, generalmente se queda en unos cuantos carteles en las calles, divulgación que dura poco, pues en breves horas quedan tapados por otros. La mayoría de las celebraciones que se hacen en la ciudad no trascienden más allá de los medios de comunicación locales y algunos provinciales, ¿será porque no son importantes? o ¿Por qué no se ha intentado darles una mayor difusión? Si mi memoria no me falla, en los últimos meses solamente el ULTRAIL LA COVATILLA  y el XC Sistema Central has salido en una televisión nacional (por cierto, las empresa que han creado estos contenidos son 100% de la zona). 

Al final no sirve tener las mejores cosas, ni las peores, se trata de venderlas bien, de darlas a conocer, y de quererlas hacer de otra manera. Parece que todo se reduce al presupuesto económico, pero no es así, muchísimas de las actuaciones, podrían tener una mayor difusión solamente tirando de ingenio y trabajo colectivo (internet, redes sociales, intercambios publicitarios...) y como no, de nuestra propia difusión oral, el boca a boca, pero sin tirarnos por tierra, a lo cual estamos muy acostumbrados por aquí.

Yo personalmente he ofrecido y seguiré ofreciendo mi pequeño granito de arena para mejorar Béjar, pero se necesitan otros muchos. Desde aquí pido la colaboración de todos los que queremos a nuestra tierra, para que rememos en la misma dirección. Potencial tenemos, materia prima también, solamente nos queda hilar fino, tejer una buena red turística y trabajar bien los acabados, como se hizo siempre en la ciudad textil que dio fama al nombre de Béjar. 

Raúl Martín Martín
Fotógrafo y profesional de audiovisuales

  • Vista de Béjar / FOTO: RM2 IMAGEN