Jueves, 24 de agosto de 2017
Alba de Tormes al día

"La concesión del Año Jubilar Teresiano serviría para difundir mejor el mensaje y la figura de Santa Teresa"

ALBA DE TORMES | Miguel Ángel González, nuevo prior de los carmelitas Descalzos, se pone a disposición de los albenses prestar su ayuda como comunidad de Carmelitas Descalzos
Miguel Ángel González, nuevo prior de los Carmelitas Descalzos de Alba

Desde el 17 de junio, el padre Miguel Ángel González es el nuevo prior de los Carmelitas Descalzos de Alba de Tormes. Salmantino de origen, nació en Villaflores (30.1.1978) y allí tiene a sus padres; hizo los primeros estudios de bachillerato en el Seminario carmelitano de Medina del Campo (Valladolid), y sus primeros votos religiosos en el noviciado de Úbeda, Jaén (5.9.1999). Ordenado sacerdote en el templo de la casa natal de Santa Teresa en Ávila (5.6.2005), ha pasado ya por diversos conventos. Llega a la villa ducal con mucha ilusión y ganas y se considera "un privilegiado".

Como carmelita, seguro que no es la primera vez que viene por Alba de Tormes

La primera vez que visité Alba de Tormes tenía siete años. Vine de excursión con los niños de la escuela de mi pueblo y tengo grabada en la retina la impresión causada al contemplar el corazón y el brazo de nuestra Santa. El mismo día pudimos comprar típicos recuerdos teresianos en la tienda de los Padres Carmelitas con los que obsequiar a la familia, entre ellos compré una pequeña imagen de la Santa que se conserva todavía con el paso de los años, en casa de mis padres en Villaflores (Salamanca). 

Poco tiempo después vino mi hermana Marta al internado de las Isabeles para estudiar en su colegio, y así fueron frecuentes las visitas a Alba durante varios años. De esa época recuerdo los nombres de las religiosas del colegio Santa Isabel y sus atenciones con nuestra familia. 

Con apenas diez años ingrese en nuestro Seminario menor de Medina del Campo y desde allí visitábamos esta villa teresiana en diversas ocasiones.  Andando los años, y ya siendo estudiante de teología en Salamanca, eran frecuentes las visitas a Alba de Tormes, sobre todo para acompañar a la Santa en las procesiones de las fiestas patronales de agosto y octubre.  Últimamente, el año 2005, siendo ya diácono, venía desde el CITES de Ávila a nuestro convento de Alba de Tormes, todos los fines de semana para ayudar a la comunidad, hasta que fui destinado a Madrid, donde permanecí seis años. 

En el año 2006 acepté con ilusión la invitación a predicar el triduo de la Transverberación, pudiendo así constatar la devoción que todos los albenses tienen a Santa Teresa.  Y desde el 2011 he estado en Medina del Campo, donde he permanecido seis años.  Pero a partir de ahora, y que sea durante muchos años, espero pueda considerarme uno más entre todos los albenses.


¿Encuentras ilusionante tu trabajo de superior de la comunidad carmelita masculina de la villa?

Mi destino a Alba de Tormes ha sido una sorpresa. También me llenó de ilusión por mi aprecio a las gentes de esta villa y por el significado espiritual e histórico que para el Carmelo descalzo tiene este precioso lugar.  Ser prior de una comunidad religiosa, como es el caso de la formada por los Padres Carmelitas de Alba de Tormes, significa ponerse al servicio de cada uno de los hermanos. Ahí está el mayor atractivo de este oficio que espero desempeñar con acierto y dedicación. Desde esta plataforma de servicio he de estar también a disposición de la comunidad de las Madres Carmelitas descalzas con las que nos une en este lugar un especial hermanamiento por las circunstancias históricas que confluyen en este sitio.

Este encargo que la Orden del Carmen me ha hecho, ha llegado inesperadamente; pero desde la perspectiva de la fe, espero poder desempeñarlo adecuadamente. Desde estas líneas quiero también ponerme a disposición de todos los habitantes de esta villa, para todo aquello en que les podamos prestar nuestra ayuda como comunidad de Carmelitas Descalzos.

Naturalmente, lo vuestro (de los/las Carmelitas) tiene relación directa con la presencia especial de santa Teresa en esta villa de Alba, ¿Cómo piensas orientar tu actividad en este sentido?

Santa Teresa de Jesús nos transmite, con su ejemplo y su doctrina, una vida de evangelio y es lo que nosotros debemos manifestar, ante todo en el trato cotidiano con las personas con quienes nos comunicamos cada día.  Se trata de continuar con la difusión de la espiritualidad de Santa Teresa que desde varios siglos ya se viene realizando por nuestra comunidad, siempre en sintonía con las Madres Carmelitas descalzas. Desde la perspectiva del culto debo seguir fomentando todo lo referente a las celebraciones para honrar a Santa Teresa de Jesús.

Y desde nuestra iglesia de San Juan de la Cruz (la de los frailes), hemos de ofrecer a todos los habitantes de Alba de Tormes el culto digno que este templo merece por ser el primero dedicado en todo el mundo a San Juan de la Cruz y el santuario de la Virgen del Carmen. Y así debemos prestar especial cuidado a la novena de la Virgen del Carmen y también a la novena de San José, cuyas cofradías tienen la sede en nuestra iglesia conventual. Lo mismo se diga del Carmelo seglar (antes Orden Tercera) que participa en una forma muy especial de nuestro mismo ideal de vida.

En lo referido a la acogida de peregrinos que llegan Alba de Tormes desde todas las partes del mundo, la comunidad del Carmelo descalzo tiene que estar disponible para transmitir la riqueza espiritual que en Alba de Tormes se encierra gracias a la presencia viva de Teresa de Jesús, sobre todo por medio de su doctrina. 

Y con respecto a la cultura, en nuestra comunidad se está trabajando en la configuración de un importante centro de documentación histórica dirigido por el P. Manuel Diego. Tanto el centro de documentación como la biblioteca conventual, deben estar a disposición de estudiosos e investigadores, siendo esto de gran valor e interés por el importante fondo documental que tiene, a decir de los entendidos. Este proyecto cultural carmelitano ha sido uno de los frutos concretos del pasado centenario teresiano. 

Además estamos disponibles para conferencias, ejercicios espirituales y otras actividades, tanto en Alba de Tormes como en otros lugares, donde poder difundir la riqueza espiritual de la Santa.
 

4) ¿Crees que sería una buena noticia la concesión de AÑO JUBILAR TERESIANO para este lugar que custodia su memoria y su sepulcro?

Mantenemos la esperanza en que la Santa Sede (el Vaticano) conceda el año jubilar Teresiano para Alba de Tormes, como lo ha hecho ya para Ávila. Sería una gran noticia para todos. Porque serviría para poder difundir más ampliamente el mensaje teresiano y la figura de esta Santa, que es sin duda la mayor gloria de esta villa.  Además se incrementaría considerablemente –pienso- la afluencia de peregrinos con motivo del año jubilar (octubre 2017-2018), siendo esta efemérides de gran beneficio espiritual para los visitantes, y en otro orden de cosas, redundaría en bien de todos los albenses, por ser Santa Teresa su mejor embajadora en todo el mundo.

¿En qué línea más específica y propia habría que moverse ahora, a tan poca distancia del V Centenario Teresiano? 

Al igual que Alba de Tormes, con la colaboración de las Madres Carmelitas descalzas, de los Padres Carmelitas descalzos y de todas las instituciones de la Villa, ya supo estar a la altura en las recientes celebraciones del quinto centenario de su beatificación y nacimiento (2014-2015), en esta ocasión también tendría que estarlo. Una tarea y exigencia que no debemos olvidar. 

Pero el año jubilar sería fructuoso si, además, sirviese para que los albenses se acercasen más profundamente a la vida y doctrina de Santa Teresa de Jesús. Y también para que, desde aquí, todos los peregrinos que acudan atraídos por esta gran Santa, por las atenciones y los beneficios recibidos, deseen volver de nuevo a esta villa que tantas posibilidades ofrece a los visitantes, ya sea por su belleza monumental como por la acogida de sus habitantes.

Muchas gracias, Padre Miguel Ángel, por ofrecernos esta primicia de lo que crees y debes hacer en tu mandato. En Alba sabremos apreciar tu trabajo y esfuerzos por cumplirlo lo mejor posible. Tienes siempre a tu disposición el espacio de este periódico digital.