Lunes, 24 de julio de 2017
Ciudad Rodrigo al día

La Mancomunidad hará por fin un estudio para ver cuánto se puede bajar la tasa de basura

CIUDAD RODRIGO | En la jornada del jueves se estuvo a punto de improvisar una bajada de un 10% que no entraría en vigor hasta 2018

El salón de plenos del Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo acogió a última hora de la tarde del jueves una sesión ordinaria de la Asamblea de Concejales de la Mancomunidad Riberas del Águeda, Yeltes y Agadón, entidad encargada de la recogida de basuras en todo el territorio de la misma.

La sesión tenía como puntos destacados del orden del día el informar de la liquidación del presupuesto del año 2016 y aprobar las cuentas del ejercicio 2017, aunque quizás lo más llamativo se vivió en la parte final, cuando se intentó aprobar de una forma bastante improvisada una rebaja en la tasa de la basura para el año 2018 de un 10% que finalmente quedó aplazada a una próxima Asamblea.

Para explicar esa bajada  hay que hablar primero de los resultados económicos de la Mancomunidad durante el ejercicio 2016, que una vez más volvieron a ser muy positivos, con unos ingresos de un 110% y unos gastos de un 92,6% respecto a lo presupuestado.

De este modo, la entidad tuvo un superávit de 149.629,34€, cumpliendo los parámetros de estabilidad presupuestaria y de la regla de gasto. En torno a este último concepto, la Mancomunidad tuvo un gasto computable en 2016 un 1,52% superior al año anterior (769.902,86€ frente a 758.363,16€), quedándose por debajo del 1,8% que era el tope que se podía incrementar. El buen resultado económico hace que la Mancomunidad tenga un remanente de tesorería de 753.455€.

Aprobado el Presupuesto para este año

A continuación, se dio a conocer el presupuesto para este 2017, que refleja una cifra total tanto de ingresos como de gastos de 831.348,52€, unas cifras similares a las del presupuesto del año anterior. Como desglose económico, el interventor, Dionisio Sánchez explicó que se espera una cifra de ingresos ajustados de 804.037,10€, y unos gastos ajustados de 735.162€. Este Presupuesto salió adelante con el voto a favor de todos los presentes excepto de dos concejales socialistas que se abstuvieron y del concejal de IU Manuel Choya, que votó en contra.

Según explicó el representante del Equipo de Gobierno del Ayuntamiento, su voto en contra venía fundamentado porque pese a que en 2016 hubo un superávit de casi 150.000€, para este año se mantenía la misma previsión de gastos e ingresos, sin haber llevado a cabo una rebaja de la tasa a pagar por los contribuyentes, que el año pasado “pagaron un 18% más de lo que deberían haber pagado y este año va a pasar también lo mismo”.

En su intervención, Manuel Choya criticó que todavía no estuviese listo el estudio económico al que se comprometió el presidente de la Mancomunidad, Bienvenido Garduño, para determinar en cuánto se podría rebajar la tasa. Desde su punto de vista, “no hay voluntad de bajar las tasas ni de cumplir acuerdos”, en relación a que tampoco se había ejecutado la compra de 25 contenedores que se acordó en la sesión anterior, dejando “tal cual estaba” la partida de 41.000€ presupuestada para ese fin.

En torno a estos contenedores, desde la presidencia de la Mancomunidad se pidió que se mandasen propuestas “en firme” sobre los contenedores que fuesen necesarios en los pueblos, quejándose uno de los asistentes que lleva tiempo reivindicando que le pongan 3 contenedores más en su pueblo, y además de eso, aún no le han sustituido uno que se ha quemado recientemente. Según indicó, “las verdades hay que decirlas”.

Intento de bajada por sorpresa del 10%

En relación a la rebaja de la tasa, Bienvenido Garduño indicó que hace dos meses habló con el interventor, Dionisio Sánchez, para ver ese estudio económico, denunciando Manuel Choya que había habido “dejación de funciones si hasta hace dos meses no se ha empezado a hacer” cuando se llegó al compromiso en noviembre 2015, cuando se aprobó una rebaja en la tasa de un 6% en una Asamblea Extraordinaria convocada de forma forzosa tras solicitarlo los concejales de PSOE e IU.

La sorpresa de la tarde del jueves llegó cuando se introdujo en el orden del día de la Asamblea con carácter de urgencia la aprobación de una rebaja en la tasa de la basura de un 10% para el ejercicio 2018, un asunto que según se explicó había salido a relucir de forma “verbal” en la Comisión de Cuentas que se celebró de forma previa a la Asamblea de Concejales.

Por parte de Bienvenido Garduño y de Marcos Iglesias se defendió esta bajada del 10%, aludiendo además a la prudencia (en palabras de Marcos Iglesias, “es razonable”, dentro del hipotético margen existente del 18%). Sin embargo, Manuel Choya criticó duramente esta propuesta y su “urgencia repentina”, calificando de “irresponsabilidad política” las “prisas” por hacer la rebaja “sin un estudio económico” previo cuando la tasa no entrará en vigor en ningún caso hasta 2018, llegando a plantear que por qué no se rebajaba un 15%.

Aunque le costó dar su brazo a torcer, finalmente Bienvenido Garduño retiró la propuesta, escuchando lo que decía el vicepresidente primero, Raúl Hernández, que apuntó que “no urge votarlo ahora”, y que “se puede hacer un estudio más en profundidad y ajustarlo un poco más”. Curiosamente, cuando los concejales del PSOE e IU llevaron a la Asamblea la propuesta de la rebaja de la tasa en un 6%, Bienvenido Garduño no veía clara la propuesta, mostrando muchas reticencias, pese a que iba respaldada por un informe económico del interventor del Ayuntamiento.

Finalmente, en la tarde del jueves el presidente de la Mancomunidad le encargó a Dionisio Sánchez “un estudio al céntimo” para ver cuánto se puede rebajar la tasa, aunque como apuntó el interventor, al hacerlo a tantos meses vista del 2018, “no puede ser 100% definitivo”.