Lunes, 24 de julio de 2017
Las Arribes al día

El Ayuntamiento impulsa mejoras urbanísticas con la rehabilitación de edificios y la modificación de normas

VITIGUDINO | Las ayudas para rehabilitación de viviendas y edificios oscilan entre el 45 y el 70% del presupuesto total y el pago de estas ronda entre los tres y seis meses 

Moisés Sánchez explicó que la integración en los programas de rehabilitación es voluntaria / CORRAL

El alcalde de Vitigudino, Germán Vicente, junto con el arquitecto municipal, Francisco Martín, y Moisés Sánchez Crego, arquitecto y expresidente del colegio de Arquitectos de Salamanca, además de José Luis Zarza, vicepresidente de Aescon, explicaron este martes en el Centro Cultural vitigudinense las posibilidades que abren los programas de rehabilitación urbana para una localidad como Vitigudino, con graves problemas urbanísticos y deterioro de edificios históricos.

Germán Vicente, además de alcalde, intervenía ante vecinos y constructores, principalmente, en calidad de Ingeniero de Caminos y especialista en Transportes y Urbanismo. En su intervención explicaría en resumen el estado que presenta el casco urbano histórico de Vitigudino, con entre 15 y 20 edificios históricos con serios problemas y que requieren de intervención.

El arquitecto municipal, Francisco Martín, abordó la necesidad de acometer una revisión de las actuales normas urbanísticas para poner orden al ‘caos’ urbanístico existente, lo que conllevará algunos esfuerzos por parte de los propietarios. La revisión de las normas se llevaría a cabo partiendo de las necesidades de los vecinos y de común acuerdo dentro de un marco lógico, señaló.

Por su parte, Moisés Sánchez narró su experiencia al frente de las intervenciones llevadas a cabo en los municipios de Candelario, Lagunilla, Mogarraz y Peñaranda de Bracamonte, localidades en las que se han llevado a cabo distintas actuaciones mediante programas de rehabilitación y cómo en las primeras fases los vecinos se retraían de realizar obras en sus viviendas y posteriormente solicitaban las ayudas.

En este sentido, el expresidente del Colegio de Arquitectos de Salamanca explicó que las ayudas para la reforma de viviendas y edificios ronda entre el 45 y el 70% del presupuesto, y que son concedidas por el Gobierno y la Comunidad autónoma. También, sobre su experiencia, señaló que el pago de estas ayudas oscila entre los tres y seis meses a partir del final de las obras con la correspondiente certificación.

Sobre este asunto, Germán Vicente había explicado antes que con estas cuantías, además de los costes de demolición cuando fuera el caso, podría financiarse buena parte de las intervenciones, poniendo como ejemplo los 14.000 euros que le costará al Ayuntamiento derribar las casas viejas de los maestros.

Asimismo, Moisés Sánchez aclaró que la ayuda concedida es sobre el conjunto del coste de las obras de rehabilitación, incluido proyecto e IVA, además de la posibilidad de demoler por completo el edificio y proceder a su construcción posterior levantando de nuevo su fachada si se considera de interés arquitectónico o histórico.

En estos momentos el ministro de Fomento ha avanzado la creación de un nuevo plan cuatrienal para este tipo de intervenciones, en la actualidad con 60 municipios de Castilla y León a la espera. La inclusión de Vitigudino en estos programas requiere la aprobación por parte de la Junta de Castilla y León.        

Por último, el vicepresidente de Aescon, José Luis Zarza, abordó la oportunidad que se le abre también a constructores y promotores con estos programas de rehabilitación de viviendas y edificios.