Domingo, 27 de mayo de 2018
Ciudad Rodrigo al día

Denuncian de nuevo el pésimo estado de dos vías del sur de la comarca

Se trata de las carreteras que unen de forma directa Ituero de Azaba y Fuenteguinaldo, y El Sahúgo y Robleda

El Colectivo Ciudadanos del Reino de León ha vuelto a denunciar en las últimas horas el pésimo estado de dos vías del sur de la comarca, que continúan agravando su progresivo deterioro. Esas vías son las que unen de forma directa Ituero de Azaba y Fuenteguinaldo, y El Sahúgo y Robleda.

Ambas carreteras tienen varias similitudes, empezando por la distancia. Mientras que la vía entre Ituero y Fuenteguinaldo (imagen superior) cuenta con unos 8 kilómetros, la que hay entre El Sahúgo y Robleda (imagen de la derecha) tiene unos 7,5 kilómetros. Además de la distancia, también son muy parecidas en su actual estado, siendo difícil de distinguir por ejemplo a través de las imágenes cuál es cuál.

Como apuntan desde el Colectivo Ciudadanos del Reino de León, “hay tramos en que el bache es mayor que el asfalto y transitar por dichas carreteras se convierte en un auténtico rally intentando esquivar los enormes tramos en que las vías se han convertido simplemente en gravilla”.

De igual modo, estas carreteras son clave en materia sanitaria, ya que en Fuenteguinaldo y Robleda hay sendos centros de salud a los que los vecinos de Ituero y El Sahúgo deben llegar por esas vías mencionadas, lo que convierte en muy peligroso un desplazamiento con cierta urgencia (y también sin ella) hasta los centros sanitarios.

En lo referente a la vía entre El Sahúgo y Robleda, el pasado mes de septiembre ya denunciaron la situación de forma pública varios vecinos de la zona de Agadones, apuntando que más que baches, había “socavones”. En la denuncia hecha pública ahora por el Colectivo Ciudadanos del Reino de León, definen el estado de esa vía como “criminal”

Aunque esta carretera no es de titularidad provincial, desde el citado Colectivo se insta a la Diputación de Salamanca a que tome cartas en el asunto y proceda a su arreglo, “ya que el estado de la vía es un auténtico peligro para la seguridad vial”. Según apuntaban vecinos de la zona de Agadones el pasado mes de septiembre, “como siempre ocurre, hasta que no ocurra una desgracia no se tomarán medidas”.