Lunes, 1 de mayo de 2017

Enrique Viloria publica ‘Territorios de la Pupila’, ensayos y artículos aparecidos en Salamanca y Caracas

El colaborador de SALAMANCA rtv AL DÍA ha sido editado por el Centro de Estudios Ibéricos y Americanos de Salamanca (CEIAS)

Enrique Viloria Vera y Alfredo Pérez ALencart (foto de Jacqueline Alencar)

Nacido en Caracas el año 1950, Enrique Viloria tiene publicados más de 130 libros de literatura, Derecho, crítica pictórica, gerencia, poesía o humorismo político. Desde hace nueve meses está viviendo en Salamanca, en cuya Universidad también ha impartido conferencias y seminarios.

 

Precisamente, su último libro publicado, “Territorios de la Pupila”, ha sido editado bajo el sello del Centro de Estudios Iberoamericanos de Salamanca (CEIAS), sumando  el número 51 de su colección ‘Salamanca’, coordinada por Alfredo Pérez Alencart. Esta publicación, que reúne artículos y ensayos escritos durante su estancia salmantina y publicados en ‘Crear en Salamanca’ y en ‘SALAMANCArtv AL DÍA’, cuenta con prólogo y epílogo de los poetas españoles Enrique Gracia Trinidad y José López Rueda. Y también con una nota de contraportada firmada por el periodista venezolano Alfonso Molina, director de la revista Ideas de Babel. La pintura que preside la portada es el reconocido pintor Miguel Elías, profesor de la universidad de Salamanca.

 

El propio Viloria explica lo acopiado en su libro: “Compila artículos, ensayos y poemas de diferente índole y extensión, publicados –más recientemente– en dos ciudades de nuestra querencia: Caracas y Salamanca. Es un homenaje a los creadores –escritores, músicos y artistas visuales–, cuya obra concitó nuestro interés de observador curioso y apasionado por el buen quehacer literario y artístico. Al reunirlos en un solo volumen adquieren una especial coherencia, un hilo conductor, otra entidad, haciendo que el todo no sea sólo una suma de las partes, articulando una personal y polisémica emoción creadora. El presente libro forma parte de una trilogía que hemos venido construyendo a lo largo de casi dos décadas –los dos anteriores fueron ‘Comarcas del ojo’ (Contraloría General de la República de Venezuela, Caracas, 1998) y ‘Predios de la mirada’ (Centro de Estudios Ibéricos y Americanos de Salamanca, Salamanca, 2010)”.

 

Los ensayos y artículos contenidos en el libro son: El aviario de Miguel Elías; Trescientos tigres no tan tigres de Tomislav Marijan Bilosnic; Erasmo: de Rotterdam a Salamanca; Ellas de ayer, hoy y siempre; Fermín Herrero: el periodismo y la verdad; Jesús Fonseca: la palabra positiva; Los Quijanos, los Quijotes de Alfredo Pérez Alencart; Kousey Takenaka: maestro de maestros; José Martí: la complejidad de la sencillez; Elvia ArdalaniDe Cruz y Media Luna; José Pulido Navas: los tiempos del tiempo; El Locus Standi de José María Muñoz Quirós; Esta Gente: dos pasiones encontradas; Las lanzas coloradas: una novela de la muerte que nadie quiere; Concierto 3: sobre la nota y el verso; John C. Lennox: los nuevos ateos disparando contra Dios sin dar en el blanco; Manuel Gutiérrez: dibujante y colorista; Mañana dejaremos Zarzura; Lima: una ciudad para envidiar; Octavio Paz y la mexicanidad; José Pulido y El requetemuerto; José Tomás Angola y la muerte; Salvador Pániker y su Diario de otoño; Carlos Rangel: escritor visionario y universal; Ángel Bernardo Viso: identidad y ruptura; Luis Herrera Campins: El Bondadoso; Mares de árboles y pájaros; Perú: un país para degustar; Edgar Sánchez: la retroprogresión pictórica; Víctor Guédez y los aforismos; Los aportes de Uslar Pietri; Cristóbal Mendoza: Primer presidente de Venezuela; La inmigración en Venezuela; Guillermo Morón: Los Imperios, el Imperio; Carmen Cristina Wolf y sus Atravios del espíritu; Sobre la Crítica de Arte, y finalmente, No Resignación. También hay una sección final, donde reúne seis poemas publicados previamente en libros y revista de Salamanca y Ávila: Analía; Analía II; Ni tan azul; De Rubén a Darío; El cielo de Salamanca; Ni con el pétalo de una Rosa, y Vivir Muriendo.

 

COMENTARIO DE SALVADOR PÁNIKER

 

En reciente correo, el reconocido filósofo catalán Salvador Pániker, ha querido testimoniar sus impresiones sobre el libro: “Querido e inagotable Enrique: he recibido Territorios de la pupila, con  cariñosa dedicatoria incluida. Una vez más te doy las gracias. Una vez más expreso mi asombro y admiración por la diversidad y universalidad de tus intereses culturales. Seguimos siendo cómplices, casi hermanos. El libro ha quedado magnífico y se lee con muchísimo placer. Un abrazo muy fuerte, SP”.