Martes, 22 de agosto de 2017

Muere una vaca por un ataque de un grupo de buitres en Santibáñez de Béjar

Se trata de un hecho cada vez más frecuente ante la escasez de alimento y el aumento de aves carroñeras, y por el que los ganaderos no obtienen indemnización alguna
El aumento de carroñeras y la disminución de alimento es la causa de estos ataques / CORRAL

La Alianza UPA-COAG de Salamanca denuncia la muerte de una vaca de ochos años de vida tras sufrir un salvaje ataque de una bandada de buitres en el término municipal de Santibáñez de Béjar. El animal había parido dos días antes y aún se encontraba débil por el esfuerzo del parto, y por lo tanto totalmente indefenso ante el ataque voraz de estas aves carroñeras, según señalan desde la OPA.

No es la primera vez que se produce una incidencia así en esta zona de la provincia, con daños irreparables a nivel económico para los ganaderos de extensivo de la comarca, un suceso que se extiende a otros puntos de la provincia y contra el que los ganaderos se hallan totalmente desprotegidos, pues ni la Junta ni las compañías de seguros reconocen este tipo de siniestros.

Por ello, la Alianza UPA-COAG denuncia la “situación desesperada de los ganaderos que no tienen ningún tipo de compensación por los daños que les ocasiona esta especie protegida por la Administración regional.

Nuestra organización reclama a la Junta de Castilla y León que se toma en serio este problema y que busque medidas de apoyo para los ganaderos que se vean afectados por la acción de estas carroñeras. La realidad a día de hoy es que la población de buitres cada vez es mayor, el acceso a alimentarse con cadáveres de animales es muy restringido y los ataques a animales vivos se incrementa de forma exponencial”.