Miércoles, 20 de septiembre de 2017
Guijuelo al día

Las ‘Mujeres emprendedoras de ayer’ comparten sus experiencias

GUIJUELO  | El centro cultural acogió una charla coloquio sobre la experiencia laboral de las mujeres en la villa

El teatro del centro cultural acogió esta tarde la última de las actividades dedicadas a la mujer de la programación organizada por la Asociación de Mujeres Emprendedoras de Guijuelo y el Ayuntamiento de la Villa. En esta ocasión se trató de una charla coloquio en la que seis mujeres de la localidad compartieron su experiencia tras haber desempeñado trabajos en el pasado que no tenían relación con la industria cárnica. 

medio centenar de personas acudieron a la actividad que dio comienzo en torno a las seis de la tarde, con la presencia de las miembros de AMEG al completo y las concejalas Yolanda Alonso, Mayte Montero y Chus Moro, de las áreas de Familia, Mujer y Cultura. Comenzó contando sus experiencias Toñi Díaz, en representación de su abuela, que durante décadas se dedicó a la hostelería. A continuación, Manuela Sánchez Mesonero, compartió sus recuerdos tras trabajar en la envasadora de aceite de la familia Rodilla a mediados de los años 60. “Empecé muy joven embotellando aceite, que Cuando no teníamos que trabajar con el aceite, trabajaba en el supermercado, cuando era todo a granel, y teníamos que vender azucar, sal, legumbres, galletas y todo tipo de artículos al peso y teníamos que atender a cada cliente de manera personalizada”. Por su parte, María Tirado compartió su experiencia como cocinera en el Instituto Vía de la Plata, que en sus inicios era un internado, que comenzó con 9 alumnos, y con el tiempo, y diversos cambios, terminó siendo un centro de 162 alumnos. “Empecé a trabajar con 41 años en la cocina, y recuerdo que hacíamos todo tipo de comidas, y las que le gustaban a los alumnos no le gustan nada a los profesores. Tras dejar la cocina, estuve trabajando para el Ayuntamiento en otros puestos, como ordenanza de otros centros públicos como el colegio, la escuela de música, las piscinas o el consultorio médico de don José en Campillo de Salvatierra”. María del Carmen Fraile Martín comenzó como muchas mujeres de la villa en la industria cárnica, trabajando en Brisa. Años después, la biblioteca municipal de Guijuelo cerró tras la defunción de don Ricardo, antes de que se hiciera cargo Carmen: “Me gusta mucho leer, así que me hice cargo yo, y estuve 21 años encargada de la biblioteca, hasta que se hicieron oposiciones”.  Finalmente, Flori Sánchez, compartió su experiencia como ganadera. Su familia ha vivido del ganado vacuno desde siempre, por lo que ella vivió la experiencia desde niña y hoy acumula 20 años de experiencia como ganadera de vacas lecheras en la villa. Una profesión bastante olvidada y que antes era muy común.

Los presentes aplaudieron a las ponentes por sus relatos y preguntaron detalles sobre sus experiencias, sobre la evolución del papel de la mujer en el mundo laboral hasta hoy en día y las dificultades que tuvieron que vivir.