Domingo, 27 de mayo de 2018
Las Arribes al día

El Gobierno ‘echa balones’ a la Junta en la protección de la lengua leonesa

Desde el Ejecutivo de Rajoy “se escudan” en que es la Administración de Herrera la que posee las competencias sobre el leonés, aunque recuerdan que debe ofertarlo en los planes de estudios

PP y C"s rechazaron en 2016 una PNL para proteger la lengua leonesa

Tras la petición de informe solicitado por el senador de Compromís Carles Mulet, a instancias del Colectivo Ciudadanos del Reino de León (CCRL) y la Plataforma por el Futuro de la Región Leonesa, en que pedía al Gobierno la “relación de actividades o acciones llevadas a cabo desde las instituciones estatales en el último lustro para la protección y promoción de la lengua leonesa en las provincias de León, Salamanca y Zamora, de cara a cumplir con la Carta Europea de las Lenguas Regionales o Minoritarias ratificada en 2001 y con el artículo 3.3 de la Constitución”, el ejecutivo de Mariano Rajoy ha hecho pública su respuesta después de casi medio año. En su respuesta, el Gobierno no enumera ninguna actividad o acción realizada desde el Estado para proteger o promocionar el leonés, hecho por el cual queda en evidencia que el Ejecutivo “no ha hecho nada por la lengua leonesa en el último lustro”, señalan desde Ciudadanos del Reino de León (CCRL).

Para justificar esta inacción, “se escudan” en que es a la Junta de Castilla y León a la que corresponde proteger y promocionar el leonés de Salamanca, Zamora y León, alegando que desde el Estado se “ha creado el marco normativo que permite proteger y promocionar las lenguas regionales y minoritarias, pero corresponde a las Administraciones educativas de las diferentes Comunidades Autónomas emprender y desarrollar las iniciativas pertinentes”.

Cabe recordar en este sentido, que en los últimos años han sido varias las iniciativas presentadas en las Cortes autonómicas para la protección del leonés, las cuales se han presentado por diversos grupos políticos (PSOE, UPL, IU, Podemos), “habiendo sido precisamente la Junta quien ha bloqueado cualquier tipo de desarrollo normativo para la protección y promoción de la lengua leonesa, hecho al que está obligado por el propio Estatuto en su artículo 5.2, en que se recoge que: “El leonés será objeto de protección específica por parte de las instituciones por su particular valor dentro del patrimonio lingüístico de la Comunidad. Su protección, uso y promoción serán objeto de regulación”.

Por otro lado, en el pleno del 26 de mayo de 2010, las propias Cortes autonómicas aprobaron por unanimidad de todos los grupos (PP, PSOE, UPL) una Proposición No de Ley (PNL) en la que instaban a la Junta de Castilla y León a “impulsar el leonés dentro del patrimonio lingüístico de la Comunidad, con medidas encaminadas a su protección específica” y a “cumplir el mandato establecido en el Artículo 5.2 del Estatuto de Autonomía, y, conforme al mismo, regular la protección, uso y promoción del leonés”. Desgraciadamente, esta propuesta, que fue presentada por el procurador socialista José Ignacio Martín Benito, no fue desarrollada posteriormente por la Junta, que sigue sin proteger el leonés y sin ofertarlo en los planes de estudios.

Finalmente, cabe señalar que el Gobierno recuerda en su respuesta que la Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre, para la mejora de la calidad educativa, recoge en su disposición adicional trigésima octava, apartado 6, que: “Aquellas Comunidades Autónomas en las que existan lenguas no oficiales que gocen de protección legal las ofertarán, en su caso, en el bloque de asignaturas de libre configuración autonómica, en los términos que determine su normativa reguladora”. “Ni que decir tiene que el incumplimiento de la Junta es manifiesto respecto a este punto”, recuerdan desde Ciudadanos del Reino de León.

Asimismo, CCRL recuerda a la Junta que “hay suficientes estudios pormenorizados del leonés de Salamanca, Zamora y León, como para que, en base a ellos, pueda ponerse en práctica la enseñanza de las variedades comarcales del leonés en áreas como El Rebollar, Las Arribes, Sanabria, Aliste, Laciana, La Cabrera, El Bierzo, etc.”.

Por todo ello, desde CCRL “consideramos que la no enseñanza del leonés, y su no inclusión en los planes de estudios, es el rechazo que hace la Junta a la lengua leonesa, a la que castiga con una dejación de funciones cuyo único fin es la propia desaparición de la lengua leonesa”.