Miércoles, 13 de diciembre de 2017

Colegio de la Compañía de Jesús

Paralelamente a los conventos religiosos la Universidad de Salamanca se rodeaba de un cinturón de colegios seculares, debidos a la munificencia de fundadores diversos, normalmente eclesiásticos. En un principio fueron encaminados al alojamiento y acogida de escolares y al remedio de la pobreza de muchos de ellos mediante la concesión de pensiones o becas, aunque progresivamente se "aristocratizaran" y alejaran en mayor o menor medida de su primitiva función benéfica.

Sí durante el siglo XVI las órdenes religiosas de dominicos y agustinos habían ejercido una indiscutible hegemonía en la conformación misma de la Universidad, a partir de siglos XVII veremos consolidarse, como alternativa externa a la Compañía de Jesús, durante un agitado proceso de tensión y confrontaciones.

En la foto, vemos el antiguo Colegio Real del Espíritu Santo. Una mole gigantesca desplegada sobre 8000 metros cuadrados, cuya primera piedra se colocó en 1617 (actualmente Universidad Pontificia).

FOTOGRAFÍAS: Antiguo colegio Real del Espíritu Santo / Autor: Antonio Passaporte (Archivo Loty). "Fototeca del Patrimonio Histórico"

Esperanza Vicente Macías