Lunes, 11 de diciembre de 2017
Guijuelo al día

El Ayuntamiento de Guijuelo trabaja para restablecer la normalidad tras el temporal

El Consistorio se ofrece a ayudar a los vecinos que necesiten achicar agua de sótanos y bodegas

El barro cubrió por completo varias calles en la zona de las piscinas.

Desde primera hora de la mañana, el personal municipal ha trabajado en restablecer la normalidad en Guijuelo. Tras la actuación de los servicios de emergencia y cuerpos de seguridad durante la noche, con efectivos de bomberos, policía y Guardia Civil desplegados en la villa, esta mañana le ha llegado el turno a los operarios municipales. Las brigadas de limpieza y de parques y jardines se han puesto manos a la obra desde primera hora de la mañana en limpiar la gran cantidad de barro, piedras, ramas, e incluso árboles arrancados en los diferentes espacios públicos.

La peor consecuencia ha sido la inundación por el agua que no pudo llegar a los desagües. Esto ha sido especialmente grave en las piscinas municipales, que se han cerrado al público, al tener toda la zona del merendero prácticamente inundada, y los vasos de baño llenos de desperdicios. El agua también ha inundado una de las pistas de tenis auxiliares y llenado de barro la pista principal.

Otras dependencias municipales han sufrido las consecuencias de la tormenta, como el pabellón de deportes, donde se ha conseguido limpiar a tiempo para que no afectara al campus deportivo que se celebra en cada mañana. O el salón de plenos del Ayuntamiento, donde se ha derrumbado parte del falso techo debido a numerosas goteras.

El alcalde, Julián Ramos, ha ofrecido los medios municipales a aquellos vecinos que necesiten achicar agua de sótanos y bodegas, además de pedir comprensión a los vecinos ante la excepcional situación: “La situación está controlada, y ahora, desde las distintas concejalías se trabaja en los pequeños detalles. Por eso, también pido paciencia a los vecinos para que sepan entender que, poco a poco se irán atendiendo otros aspectos como la retirada de ramas en algunos caminos o el achique de agua en algunas zonas de paso”. El primer edil también ha agradecido la labor de los profesionales que trabajaron sin descanso durante la madrugada: “Hay que agradecer la labor que han hecho tanto los Bomberos como la Policía Local, la Guardia Civil y los trabajadores del Ayuntamiento que, no solo estuvieron anoche intentando dar solución a las distintas problemáticas que se planteaban, sino que desde primeras horas de la mañana han sabido actuar con agilidad para que la localidad recuperase la normalidad”.

En cuanto a los jardines, los operarios del área se afanaban en retirar hojas y ramas aunque reconocían que los árboles más dañados eran las acacias de la calle Filiberto Villalobos y la variedad que se encuentran en la zona del Centro Cultural. Sin embargo, aunque los rosales de la Plaza de Julián Coca y los del Parque del Pozuelo han perdido parte de sus flores, han restado importancia a los efectos de la tormenta.