Lunes, 18 de diciembre de 2017
Ciudad Rodrigo al día

La Plaza estrena delimitadores a ras de suelo para evitar colocar vallas

CIUDAD RODRIGO | Este viernes entra en vigor la normativa que regirá la circulación en el centro histórico durante este verano

A partir del 1 de julio, coincidiendo con el ingreso oficial de Ciudad Rodrigo en la Lista de los Pueblos Más Bonitos de España (que ‘obliga’ a reducir la circulación por el centro histórico), entra en vigor la regulación veraniega del aparcamiento y la circulación en el recinto amurallado, que afecta especialmente a la Plaza Mayor.

Concretamente, desde este viernes y hasta el 15 de septiembre, cualquier vehículo que llegue a la Plaza Mayor por la calle Julián Sánchez deberá seguir de forma obligatoria hacia Sánchez Arjona, sin posibilidad de giro en la Plaza, excepto en los horarios de carga y descarga (de 8.00 a 11.00 y de 15.00 a 18.00 horas).

Asimismo, cuando la circulación esté permitida por la calle San Juan, cuando un coche llegue por esta vía a la Plaza deberá girar de forma obligatoria hacia la Rúa del Sol. Asimismo, no estará permitido aparcar en la Plaza durante toda la época estival. Como es habitual con cada cambio de normativa, eso implica la modificación de la señalización.

Según explicó en la mañana del miércoles el alcalde Juan Tomás Muñoz a Ciudad Rodrigo Al Día, se van a retirar las actuales señales que marcan los horarios de aparcamiento en el ágora (donde se indica que está prohibido aparcar los sábados por la tarde y los domingos), colocándose al menos tres señales: una al entrar en la Plaza por Julián Sánchez para marcar la dirección obligatoria hacia Sánchez Arjona; otra en el inicio de ésta vía para reforzar esa indicación; y otra al llegar a la Plaza por la calle San Juan donde se prohíba el giro a la izquierda.

Más allá de estas señales, la gran novedad en la Plaza de cara a este verano es la colocación a ras de suelo de unos delimitadores de dirección, para ‘marcar’ a los vehículos el camino obligatorio que deben seguir al llegar a la Plaza por Julián Sánchez y la calle San Juan.

Estos nuevos delimitadores (similares a unos que hay en la Plaza Mayor de Valladolid) fueron colocados en la mañana del miércoles, aprovechando unos materiales que ya tenía el Ayuntamiento (se encargaron en su día para otra finalidad y no se llegaron a usar).

Juan Tomás Muñoz resaltó que se ha optado por colocar estos delimitadores en vez de colocar “cosas duras” en la Plaza como vallas, porteras o jardineras como en los últimos años, para así interferir lo menos posible “en el carácter diáfano de la Plaza Mayor”.