Viernes, 15 de diciembre de 2017
Ciudad Rodrigo al día

Una Farinatito Race, último esfuerzo del curso para Misioneras-Santa Teresa

CIUDAD RODRIGO | Todos los alumnos, y numerosos profesores, afrontaron un circuito en el entorno de La Pesquera

Los alumnos del Colegio Misioneras de la Providencia-Santa Teresa de Jesús de Ciudad Rodrigo ya habían dicho adiós hace unos días a los libros, los apuntes y a los últimos exámenes, pero en la mañana del martes –la penúltima del curso escolar- tuvieron que realizar un último gran esfuerzo antes de iniciar este miércoles las vacaciones de verano.

Ese gran esfuerzo fue una versión infantil de la Farinato Race Cervantina, denominada Farinatito Race, que tuvo como escenario la zona comprendida entre la presa de La Pesquera y el Puente Mayor. En ese espacio se montó por parte de la empresa promotora de la Farinato Race, Miroevents, un completo circuito de obstáculos al que se enfrentaron todos los alumnos, y buena parte de los profesores. Por toda la zona también hubo repartidas frases de Miguel de Cervantes, por el carácter Cervantino que tiene este año el evento.

Los alumnos fueron realizando el circuito –la prueba no tenía espíritu competitivo-por cursos, empezando por los de 1º de Infantil (que estuvieron acompañados de alumnos más mayores del centro). Todos los grupos de Infantil, así como los más pequeños de Primaria, realizaron un circuito ‘corto’, en el cual el elemento estrella fue el paso bajo una ‘alambrada’ para probar el sabor del barro.

Los más mayores de Primaria ya tuvieron que enfrentarse a un circuito más amplio, en el cual se incluyó otro de los clásicos de las pruebas de la Farinato Race: los tramos de carrera con una rueda de coche a cuestas. A continuación, salieron a correr los alumnos de Educación Secundaria, que tuvieron que dar dos vueltas al circuito largo, un esfuerzo considerable teniendo en cuenta el calor creciente que fue haciendo (aunque buena parte del circuito estaba a la sombra).

Mientras unos grupos competían, los otros les iban animando, o disfrutaban de las actividades complementarias, como varios hinchables, una red de vóley, o el clásico balón de fútbol. Una vez llegaban todos los alumnos de cada curso a meta, se fueron dirigiendo hacia la zona de vestuarios de El Picón, donde había preparada una manguera para quitarse el barro. Los alumnos de Educación Infantil se lo pasaron en grande en este momento.

Como otros complementos a la mañana en El Picón, los alumnos tuvieron la oportunidad de pintarse la cara con divertidas figuras gracias a la colaboración de varias madres. Además de recibir al llegar a meta agua y una bebida refrescante, todos los alumnos bajaron al río algún bocadillo para comerlo durante la mañana. A última hora de la mañana, regresaron al Colegio.

En la mañana del miércoles, para concluir el curso, los alumnos de la ESO realizarán una excursión, mientras que los alumnos de 5º y 6º irán a las piscinas de Codemirsa (los de 6º también jugarán al pádel en el tramo inicial de la mañana en las instalaciones de Pádel Miróbriga).