Domingo, 17 de diciembre de 2017

Juegos del ayer en la calle

Muchos de ellos eran colectivos, lo que los haría muy convenientes para los niños y niñas de ahora, sobre todo para los que abusan de los videojuegos
El pico, zorro, zaina fue uno de los juegos más populares hace 40 años

Muchos niños y niñas ya no juegan como antes, desaparecida la calle como lugar de encuentro, la ciudades se ha convertido en un lugar inadecuado, y los parques infantiles a ciertas edades les resultan poco interesantes.

Muchos de nosotros recordamos de nuestra infancia divertidos juegos en la calle que han dejado de practicarse pero que sin duda alguna, harían las delicias de los más pequeños. Muchos de ellos eran colectivos, lo que los haría muy convenientes para los niños y niñas de ahora, y muy especialmente para aquellos que pasan horas solos jugando a los videojuegos.

Podemos destacar entre otros. Pico, zorro, zaina, un juego de niños en el que uno se apoyaba en la pared sujetando la cabeza del primer jugador en su cintura, el segundo metía la cabeza entre las piernas del primero y así hasta el último de los participantes. Los de abajo lo pasaban mal, pero no se quejaban pues había que aguantar el máximo de tiempo posible sin caerse.

El corro de la patata. Todos agarrados en corro cantaban una canción y en el estribillo se agachaban. 

Canicas. Un juego más bien de niños, siguiendo un circuito o golpeando unas canicas con otras el que ganaba se las llevaba todas.

Saltar a la goma. Juego muy divertido y complejo en algunas ocasiones. Se empezaba con la goma en los tobillos y la niña saltadora hacia filigranas con ella.

Chapas, peonza, hacer el pino, saltar a la comba, gallinita ciega, escondite inglés, etc.

Son varios cientos los juegos populares practicados en las ciudades y pueblos de España, con numerosas variantes por zonas y pueblos.

Algunos de ellos todavía los recordamos.

FOTOGRAFÍAS: Juegos del ayer.

PRIMERA: Pico, zorro, zaina.

SEGUNDA: El corro de la patata.

TERCERA: Canicas.

CUARTA: Saltar a la goma.

QUINTA: Saltando a la comba.

Esperanza Vicente Macías